jueves, 13 diciembre 2018
10:21
, última actualización

La Fiscalía y el PSOE imputan cohecho a la alcaldesa de Bormujos

La defensa de Ana Hermoso se ha opuesto a la imputación y ha insistido en que el bolso era "un regalo amoroso" que le hizo el empresario Jesús Calvo Soria.

el 30 jun 2014 / 12:16 h.

hermoso02La Fiscalía de Sevilla y la acusación popular que ejerce el PSOE han imputado este lunes un delito de cohecho a la alcaldesa de Bormujos (Sevilla), la popular Ana Hermoso, a quien supuestamente el empresario Jesús Calvo Soria habría regalado un bolso de la marca 'Loewe' a cambio de que votara a favor de la moción de censura consumada en 2005 para expulsar al PSOE de la Alcaldía de Bormujos y devolver el poder al independiente Baldomero Gaviño. Fuentes del caso han informado de que, durante una comparecencia celebrada en el Juzgado de Instrucción número 2 de Sevilla, el Ministerio Público ha imputado a la primer edil un delito de cohecho y ha solicitado que un perito realice una tasación del bolso a fin de cuantificar su valor exacto. El fiscal, que ha solicitado al juez Carlos Mahón que el procedimiento continúe tramitándose por la Ley del Jurado, se ha referido en su intervención a la composición del Ayuntamiento de Bormujos tras las elecciones municipales del año 2003 y a las "desaveniencias" posteriores existentes, que se tradujeron en la preparación en 2004 de una moción de censura que se consumó finalmente en 2005. En el marco de la preparación de esta moción de censura, según sostiene el fiscal, tuvo lugar un viaje a Madrid en el que el empresario Jesús Calvo Soria entregó como "presente" a Ana Hermoso un bolso de la marca 'Loewe' a cambio de su voto, por lo que le ha imputado un delito de cohecho pasivo y ha pedido que un perito tase el valor del bolso, petición a la que se ha adherido la acusación popular que ejerce el PSOE. El abogado que ejerce la acusación popular en nombre del PSOE, Alfonso Martínez del Hoyo, ha informado a los periodistas de que ha recibido instrucciones del partido para que colabore "lealmente" en la investigación y esclarecimiento de los hechos "desde una perspectiva estricta de responsabilidad en el ejercicio de la acusación popular". De su lado, el abogado que ejerce la defensa de Ana Hermoso se ha opuesto a la imputación al entender que la acusación "no se sostiene" y ha insistido en que el bolso no era una "dádiva" sino "un regalo amoroso" que le hizo el empresario Jesús Calvo Soria, imputado en la 'Gürtel'. Las mismas fuentes consultadas han indicado que, a partir de ahora, el juez instructor tendrá que decidir sobre la pericial solicitada por la Fiscalía y dictar, en caso de que así lo estime, el auto de imputación formal contra la alcaldesa, tras lo que finalmente podría ser enjuiciada por un jurado popular, al tratarse de un delito de cohecho. Tras una denuncia en la que la Fiscalía aportaba grabaciones en las que la alcaldesa habría reconocido que a cambio de su voto recibió un bolso de 'Loewe' valorado en unos 1.000 euros, Hermoso compareció ante el juez instructor el pasado 7 de marzo y negó que el bolso fuera una "dádiva" a cambio de votar a favor de la moción, asegurando que, por el contrario, dicho bolso fue "un regalo amoroso" de Calvo Soria. LA DECLARACIÓN DE ANA HERMOSO Durante su declaración, Ana Hermoso insistió en que el bolso no fue una "dádiva" por dar su voto a favor de la moción de censura, pues además ella tenía decidido con anterioridad apoyar dicha moción, por lo que insistió en que fue un "regalo amoroso" de Jesús Calvo Soria, con quien mantenía una relación "esporádica" desde 2003. La alcaldesa quiso dejar claro durante su comparecencia que no recibió ni dinero ni regalos por apoyar la moción de censura y tampoco tiene constancia de que lo recibieran el resto de protagonistas de la moción de censura. Asimismo, la imputada fue cuestionada por las "contradicciones" entre lo asegurado ahora y lo que dice en la conversación grabada, a lo que respondió que en dicha conversación "se vio arrastrada e inducida" y "se limitaba a asentir a lo que decía el empresario Eusebio Gaviño, a quien no quiso "interrumpir" por "un sentido de pudor", ya que se encontraba delante un asesor adjunto a la Alcaldía, como era Diego Gaviño. Posteriormente, el 21 de marzo, compareció como testigo ante el juez el propio Jesús Calvo Soria, quien confirmó que regaló un bolso a la entonces concejal y actual alcaldesa porque mantenía una relación sentimental con ella, descartando por tanto que se tratara de una dádiva a cambio de que votara a favor de la moción.

  • 1