Economía

La fortaleza viene de familia

La CES concede el IV Premio Rafael Padura a Manuel Barea Velasco

el 13 dic 2010 / 21:38 h.

Manuel Barea recibió el premio de manos de Antonio Galadí.

Pasito a pasito se ha convertido en uno de los referentes empresariales de la provincia sevillana. Desde que en 1941 abriera sus puertas el negocio familiar en la céntrica plaza Ponce de León, grandes cambios se han sucedido en el Grupo Barea, muchos de ellos propiciados por su actual presidente, Manuel Barea, que recibió ayer el IV Premio Rafael Padura Rodríguez, promovido por la Confederación de Empresarios de Sevilla (CES) "por su dilatada y brillante trayectoria".

El homenajeado, que estuvo rodeado por su familia de sangre y por la empresarial, tuvo palabras de recuerdo para su padre, "que fue quien nos enseñó el camino hace casi 70 años". Así, reconoció que empezar 2011, el año del aniversario, con este galardón, es "hacerlo con buen pie", a pesar del contexto económico actual, marcado por la crisis.

Y, aunque las dificultades existen, Barea se enorgulleció de "no haber destruido ningún puesto de trabajo" de los casi 300 que conforman su empresa y apuntó a la necesidad de poner el ojo en distintos proyectos, "porque esperar a que escampe no merece la pena; las oportunidades están para el que las busca".

En este punto, destacó que la tercera generación familiar viene pisando fuerte para continuar con la empresa.

Por su parte, el presidente de los empresarios sevillanos, Antonio Galadí, se mostró orgulloso del homenajeado, de quien dijo que "es la clase de empresario que debería estudiarse en las escuelas". En este sentido, recordó la carrera de Manuel Barea que, tras realizar sus estudios en el colegio San Francisco de Paula, se incorporó con 16 años a la empresa familiar de venta de productos de alimentación", y destacó sus esfuerzos para convertir al grupo Barea en una compañía de referencia.

El presidente de la CES quiso destacar en su intervención la vocación empresarial de toda la familia por cuanto el 100% de la participación de todas sus firmas permanece en manos de los Barea que, además, tienen como máxima la reinversión de sus beneficios en el negocio.

En la actualidad, el grupo empresarial familiar maneja más de 25.000 referencias de productos en sus superficies comerciales, de más de 96.000 metros cuadrados, y mantiene un empleo estable a más de 250 trabajadores, de los cuales el 98% corresponde a plantilla fija y una gran parte viene desarrollando toda su vida laboral en esta empresa.

Galadí subrayó, además, la labor de Barea desde el punto de vista organizativo, y recordó que ha estado ligado históricamente a la CES y que actualmente preside la Federación de Industriales y Comerciantes de Sevilla (Feicase). "Si hubiera cientos de empresarios como tú, España no estaría sumida en una crisis como ésta", sentenció.

  • 1