Local

La FP privada gana un millar de alumnos por la falta de plazas en la pública

Este curso han crecido los estudiantes matriculados en centros de pago y concertados mientras que han bajado los inscritos en los públicos.

el 12 oct 2014 / 23:30 h.

TAGS:

DDHH La demanda en los ciclos formativos medios y superiores sigue creciendo curso tras curso hasta el punto de que el año pasado cerca de 42.000 jóvenes se quedaron sin plaza, casi el 44% de las más 96.000 solicitudes que fueron presentadas para acceder a uno de los ciclos. Unos números que lejos de mejorar pueden empeorar este año, según se temen los sindicatos CCOO, UGT y el Partido Popular (PP), porque la Consejería de Educación, Cultura y Deporte no ha incrementado su oferta tal y como requiere la demanda. La Junta no ha facilitado datos del número aproximado de estudiantes que se han quedado sin la opción de estudiar un ciclo formativo en la enseñanza pública o concertada. Aduce que todavía no están cerradas las cifras. Las clases comenzaron el pasado 15 de septiembre, la cuarta adjudicación de plazas salió publicada el 25 de septiembre, y la extraordinaria –plazas que han quedado vacantes– el pasado 10 de este mes. En base a la información publicada sobre este curso 2014-2015 en la web de la propia consejería y a los datos facilitados por CCOO del año pasado, un millar de alumnos más que en el curso 2013-2014 realizarán sus estudios en la enseñanza privada por la falta de plazas en la pública –estudiar en un centro privado puede costar una media de aproximadamente 3.000 euros al año–. Y es que cotejando los datos de estos dos cursos se da la paradoja, a pesar de que desde la Consejería de Educación no se deja de recalcar su apuesta por lo público, que el número de estudiantes en centros públicos ha bajado este año con respecto al anterior, mientras que ha subido en la concertada y sobretodo en la privada. En el curso pasado en la pública había 83.957 alumnos, frente a los 83.375 de este año. En la concertada estudiaron 22.960 y este nuevo curso lo harán 23.311. En la privada se ha pasado de los 5.498 de 2013-2014, a los 6.428 de este año. Centros privados consultados por este periódico admiten que en los últimos años se ha disparado la demanda para estudiar un ciclo formativo. Algunas escuelas reconocen que en algunos módulos hay lista de espera y que ha habido solicitudes que no se han podido admitir por falta de plazas. Además, muchas de ellas también señalan que en algunos de los estudios prácticamente ya no quedan vacantes. Esta situación  es insostenible tanto para los sindicatos como para el PP, que exigen a la Administración andaluza que preste más atención a la Formación Profesional. El secretario general de la Federación de Enseñanza de CCOO, José Blanco, indica que a la Junta de Andalucía se le «llena la boca» con la futura Ley de Formación Profesional «y espero que tenga en cuenta a estas personas que no son admitidas en los ciclos formativos porque a muchas se les puede empujar a la exclusión social». Blanco remarca que el auge que tiene ahora la FP se debe en buena parte a la crisis: «Muchos ciudadanos que abandonaron sus estudios quieren retomarlos y otros que se han quedado sin trabajo buscan ahora adquirir una formación o ampliar la que ya tienen», dice. Insiste en que Educación tiene que tener en cuenta esta situación y anima a la Junta a apostar por la educación postobligatoria. «Muchos de los no admitidos en un ciclo formativo carecen de medios económicos para poder estudiar en un centro privado», alerta Blanco, quien insisten a Educación en la necesidad de que se aumente la oferta de Formación Profesional y se incrementen las plazas en los centros públicos. Escuela de idiomas. De forma similar se pronuncia el secretario de Comunicación de la Federación de Trabajadores de la Enseñanza FETE-UGT, Samuel Izquierdo, quien además de denunciar la escasez de la oferta de ciclos formativos, también critica la falta de plazas en los conservatorios de música y en las escuelas de idiomas. En estas últimas, según Izquierdo, se quedan muchas solicitudes sin admitir por la falta de plazas y por el incremento de la demanda. «La crisis está haciendo que muchos ciudadanos quieren mejorar su formación estudiando idiomas», señala. Respecto a la Formación Profesional incide en que personas que se quedaron fuera del sistema educativo ahora quieren volver a él, por ello ánima a la Administración andaluza a que la futura ley de Formación Profesional cuente con dotación económica para que ésta sea efectiva y cubra la alta demanda que hay para estudiar Formación Profesional. Por su parte, la diputada popular Marifran Carazo teme que en este curso otras 42.000 personas no hayan podido matricularse en ciclos formativos, «porque no ha aumentado la oferta». Comenta que Educación ha informado de que se han ofertado nuevos ciclos, «pero esto no es así. En algunos centros se han eliminado módulos y algunos de los nuevos ciclos lo único que hacen es sustituir a otros antiguos. Lo que se ha hecho es reemplazar unos por otros». Asimismo, Carazo se queja de la falta de transparencia de la Consejería de Educación . «Pedí información en junio sobre las solicitudes, pero todavía no me han facilitado los datos», asegura.

  • 1