Local

La Fundación Cajasol gestionará las Atarazanas sin renunciar a su museo

La Caixa cierra su batalla con la Junta invirtiendo diez millones en rehabilitar el astillero y darle contenido. Cultura consensuará con todas las partes el futuro uso sin descartarse aún el diseño de Vázquez Consuegra

el 06 mar 2013 / 10:53 h.

TAGS:

-->

El futuro de las Reales Atarazanas de Sevilla se va despejando. Después de que el martes el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, y el de La Caixa, Isidro Fainé, firmaran un acuerdo que incluía la recuperación y dotación de uso cultural del antiguo astillero medieval, ayer trascendieron más detalles de esta operación. La entidad financiera aportará diez millones de euros para la rehabilitación del monumento. Éste albergará un proyecto cultural aún por definir, que la administración autonómica, titular del inmueble, consensuará con todas las partes implicadas, aunque tiene su propia idea, en la que lleva trabajando algunos meses y que no ha revelado. No obstante, contará con la opinión de la caja catalana, del Ayuntamiento y de entidades como la Fundación Atarazanas, que viene reclamando desde hace años la instalación de un museo dedicado a la historia naval de la ciudad y su vinculación con el río.

En el acuerdo firmado el martes hay una tercera pata, la Fundación Cajasol, que gestionará las actividades que acoja el edificio, invirtiendo 200.000 euros anuales.

Esta solución blinda el uso cultural de este conjunto histórico para la ciudad, así como su restauración parcial, si bien deja en el aire numerosas cuestiones que se deberán ir resolviendo en próximas reuniones entre la Junta, La Caixa y la Fundación Cajasol.

Para empezar, deberán decidir si mantienen el diseño arquitectónico que elaboró Guillermo Vázquez Consuegra, que ya está pagado y que cuenta con el visto bueno de la comisión provincial de patrimonio histórico. La ejecución de este diseño requería de un presupuesto de unos 25 millones de euros, por lo que a la aportación de la caja de ahorros habría que añadir nuevas partidas, que saldrían de las administraciones. Cabe recordar que cuando en noviembre La Caixa anunció que se llevaba el proyecto del Caixafórum a la torre Pelli, propuso mantener la rehabilitación esbozada por Vázquez Consuegra, pero dividiendo su coste entre tres, incluyendo a la Junta y el Consistorio.

Además, tendrán que esclarecerse los plazos, puesto que de momento sólo hay un preacuerdo en el que no se mencionan. El consejero de Cultura, Luciano Alonso, que ayer compareció ante la prensa para dar estos nuevos detalles de la operación, no pudo precisar más las fechas, y emplazó a futuros encuentros con La Caixa para dilucidar este punto. Lo que sí dejó claro, según recoge Europa Press, fue que este pacto pone fin al conflicto que mantenía su departamento con la entidad financiera. Y es que en diciembre, el consejero llegó a amenazar con llevar a la caja a los tribunales para reclamarle una indemnización millonaria por no instalar el Caixafórum en las Atarazanas. "A partir de este momento -dijo- se paraliza" el expediente administrativo que la consejería abrió contra la entidad financiera por incumplir el contrato que firmó en 2009 con el Gobierno andaluz, que le cedió por 75 años el antiguo astillero para que lo rehabilitara y ubicara allí una nueva sucursarl de su marca cultural.

El presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido, se felicitó ayer por este acuerdo y manifestó que está a la espera de futuras reuniones con el resto de las partes para profundizar en él. "Supone contar con un nuevo enclave cultural en un lugar emblemático, que se suma al de La Caixa y a nuestros espacios". Y es que el futuro museo de Cajasol previsto en la Plaza de San Francisco, así como el centro de la calle Laraña y el Caixafórum, coordinarán su acción cultural para aprovechar recursos.

En el plano político, el consejero pidió ayer al alcalde, Juan Ignacio Zoido, que "no tarde tanto en dar la licencia" en esta ocasión, criticando lo ocurrido con el Caixafórum, ya que los retrasos de los permisos municipales motivaron en parte la decisión de La Caixa. Por su parte, Zoido aplaudió el acuerdo pero lamentó que Alonso "amenazara" a la caja para que "luego salga Griñán de la mano" con el banco. "Aunque la solución llega tarde, es preferible que llegue", dijo. La oposición municipal pidió al alcalde "consenso" y "humildad" para la nueva etapa de negociación que se abre. -->-->

  • 1