martes, 11 diciembre 2018
20:59
, última actualización
Economía

La Fundación Cajasol supera los 200 millones en el banco

Es el valor en bolsa del 0,895% que la institución tiene en Caixabank.

el 30 ene 2015 / 21:44 h.

TAGS:

CAIXABANK ALCANZA EN 2014 UN BENEFICIO NETO DE 620 MILLONES DE EUROS Gonzalo Gortázar / Efe Las sucesivas ampliaciones del capital social que ha afrontado Caixabank para retribuir a sus accionistas han diluido la participación de la Fundación Cajasol, que unas veces ha acudido y otras ha cobrado el dividendo en efectivo. Desde el 1,114 por ciento que tomara cuando, allá por agosto de 2012, se produjera el canje de títulos por el que Banca Cívica y las cajas socias, entre ellas la sevillana, quedaban integradas en el banco catalán, aquellas operaciones en el mercado –una veintena– han reducido el porcentaje al 0,895 por ciento, según consta en los registros oficiales de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Sin embargo, la revalorización bursátil de la entidad financiera presidida por Isidro Fainé ha permitido que, pese a la menor porción, ésta tenga un valor superior a la de partida. Así, a precio del pasado jueves, ese 0,895 por ciento valía en el parqué 206,38 millones de euros, frente a los 1,52 millones de agosto de 2013, cuando se cumplió un año de la integración y superara el 1 por ciento del accionariado. La información de la CNMV indicaría que la Fundación Especial Monte San Fernando (Cajasol), presidida por Antonio Pulido, habría cobrado los dos tramos del dividendo de 2014 (son dos, más otros dos que han de pagarse a lo largo de la primera mitad de 2015) una parte en cash y otra parte en acciones, asegurándose la liquidez para sus actividades de la Obra Social y, a la vez, evitando perder más porción del capital de Caixabank. En estos momentos, el banco, que tiene una capitalización bursátil de 23.048 millones de euros –para hacerse una idea del importe, valga como referencia esta comparación: el presupuesto de la Junta de Andalucía para todo el ejercicio de 2015 es de 29.625 millones–, permite a los accionistas cobrar los cuatro tramos del dividendo en dinero o en títulos, pero esta política posiblemente cambiará para obligar a dos en papel y dos opcionales (euros o acciones), según explicaron fuentes de la entidad presidida por Isidro Fainé. Ni Fainé ni su consejero delegado, Gonzalo Gortázar, precisaron cómo será su política de dividendos en 2015, ahora conservadora –el año pasado se desembolsaron 185 millones de euros– por sugerencia del Banco Central Europeo (BCE) para el conjunto de una banca española que todavía vive los últimos coletazos de la reestructuración financiera y el ajuste inmobiliario, pero sí dejaron caer que, dentro de la prudencia, la retribución irá al alza. El dividendo con cargo a 2014 son 0,2 euros (dos repartidos el año pasado, y otros dos pendientes). Si la Fundación Cajasol hubiera optado por cobrarlo en cash, el importe que se embolsaría ascendería a unos 10,2 millones de euros (menos la obligatoria retención fiscal). Pero en la CNMV constan dos operaciones de compras de títulos en sendas ampliaciones de capital, de ahí que ese volumen líquido quedará finalmente reducido. En conversación con los periodistas andaluces presentes en la presentación de resultados de Caixabank en Barcelona, el presidente destacó la importancia y el esfuerzo realizado en este mercado regional, cuya red de Cajasol, dijo, ya está dando beneficios al conjunto de la entidad.

  • 1