Deportes

La Fundación del Betis planea una segunda ciudad deportiva

El objetivo es levantarla junto a la actual. Costaría 11 millones y sería una realidad de aquí a dos o tres años.

el 01 mar 2012 / 16:31 h.

De izquierda a derecha: Castro, Bosch, Mora-Figueroa, Espina, Gordillo, Guillén, Herrera y Rodríguez de la Borbolla.

El Betis ha presentado hoy su Fundación, una idea madurada por el actual consejo de administración desde hace meses que por fin es una realidad. El principal fin de esta organización, cuya vida y financiación serán independientes del club, es "educar en valores" a los jóvenes, aunque también tiene muchos proyectos en mente. El más significativo es la construcción de un complejo que haría las veces de segunda ciudad deportiva. La idea es levantarla al lado de la actual y financiar los 11 millones de euros en que está cifrado su coste con las aportaciones de empresarios y el dinero que genere la propia Fundación.

El anuncio ha sido realizado por el consejero José Antonio Bosch, que es uno de los patronos de la Fundación. Los otros son Miguel Guillén y Pablo Gómez Falcón por parte del consejo de administración y el periodista Carlos Herrera y el empresario Ignacio Mora-Figueroa. A ellos se les unirá próximamente José Rodríguez de la Borbolla, expresidente de la Junta. El presidente de la Fundación es Rafael Gordillo y el vicepresidente, Miguel Espina. Además, José Manuel Castro es el secretario.

"El Betis tiene un proyecto para hacer obras en la ciudad deportiva y ya ha solicitado la licencia de obras. La Fundación está buscando su propia ciudad deportiva y está negociando con las instituciones públicas. Es un proyecto avanzado, se han echado las redes y lo financiará la Fundación, aunque también se prevé la colaboración con empresarios que realicen actividad industrial en ese complejo", ha explicado Bosch, que además ha proporcionado cantidades y plazos: "Está valorado en 11 millones de euros, pero no lo financiará la Fundación sino los empresarios que lo hagan viable. Hablamos de entre 8 y 12 meses para cerrar el proyecto, con la autorización administrativa y la implicación de las empressas, y a partir de ahí otros 18 meses desde la concesión de la licencia a la apertura".

Los principales responsables de la Fundación también se han esmerado en aclarar que este ente gestionará el patrimonio histórico del Betis pero sin convertirse en su propietario. "Eso sería alzamiento de bienes", ha advertido Carlos Herrera. "Los patronos y otros donantes dotarán de fondos a la Fundación. Su trayectoria será paralela a la del Betis, no se solaparán", ha concretado Bosch, que ha llegado a decir que "podría desaparecer el Betis y la Fundación tener su vida".

  • 1