martes, 23 abril 2019
23:43
, última actualización
Economía

La fusión Cajasol-Caja Guadalajara no tendrá costes laborales

el 25 ene 2010 / 16:06 h.

La fusión por absorción entre Cajasol y Caja Guadalajara no  necesitará recursos procedentes del Fondo de Reestructuración  Ordenada Bancaria (FROB) ni del Fondo de  Garantía de Depósitos (FGD)  y no tendrá costes laborales "al no existir solapamiento de  oficinas", según indicó hoy el presidente de Cajasol, Antonio  Pulido.

Pulido aseguró que dentro de esta operación, toda vez que mañana  se aprobará en los respectivos consejos de administración un  protocolo de actuación que supondrá la fusión entre ambas entidades,  se va a preservar la marca Caja Guadalajara, se va a crear una nueva  fundación con los fondos que actualmente baraja Caja Guadalajara, más  un 30% de los que actualmente tiene, y que estará presidida por el  actual presidente de la caja manchega.

El presidente de Cajasol destacó el hecho de que hayan sido una  caja andaluza y otra castellano-manchega "las que hayamos dado el  paso, de forma importante y significativa", de manera que  constituirán "la primera fusión interregional en el sistema  financiero español y en la historia financiera de España".

Pulido, que resaltó que esta operación supondrá el  "fortalecimiento del sistema en un momento de crisis", explicó que  inicialmente se había previsto acometer un Sistema Integración de  Protección (SIP) o 'fusión fría' pero, según precisó "por el camino  se ha venido reconsiderando, al recabar datos, balances y simetrías  de ambas cajas y ver los resultados de las 'due dilligence', que nos  hacían ver que lo mejor para ambas entidades y para un mayor  fortalecimiento de ambas era la fórmula de fusión por absorción;  técnicamente todo coincidía en esa dirección y era lo más  conveniente".

En ese sentido, agradeció el apoyo expresado por los gobiernos  autonómicos de Castilla-La Mancha y Andalucía y por el Banco de  España, que "han estado al corriente de la operación en todo momento  y han estado dando su apoyo comprensión e incluso algunas  consideraciones para que la unión se pudiera llevar a buen término".  



Así, tras destacar la colaboración "exquisita" entre las tres  instituciones, que ya felicitaron a ambas cajas y que "no nos han  puesto impedimentos y han mantenido una actitud abierta y  colaboradora", reconoció que tanto el Banco de España como la Junta  de Andalucía "veían mejor la fusión por absorción que el modelo  SIP".

Pulido, que recordó que mañana los consejos de administración de  ambas entidades se deberán pronunciar al respecto, resaltó asimismo  el hecho de que Caja Guadalajara haya sido "tremendamente generosa al  conveniar esa operación".

De esta forma, el presidente de Cajasol espera que esta fusión se  haga "de forma rápida", de manera que, después de que el protocolo se  apruebe mañana, se elabore el proyecto de fusión en marzo para que  sea aprobado por las asambleas a finales de abril, de forma que "a  partir de mayo pueda computar la caja fusionada como una sola entidad  a efectos contables".

"Será una integración que se acometerá con mucha facilidad,  rapidez y mucha eficacia", añadió Pulido, quien insistió en la idea  de que "no se va a acudir a ningún tipo de ayudas, ni al FROB ni al  FGD, lo haremos a pulmón con todos los recursos que tenemos, lo cual  es una muestra de la fortaleza de ambas entidades, pues esta  operación no afectará a la solvencia ni al 'core capital'".

ABIERTO A OTRAS OPERACIONES Y A OTRAS CAJAS

Pulido asimismo quiso dejar claro que esta operación supone "el  inicio de un proceso, no debe acabar aquí, pues la caja resultante de  Cajasol y Caja Guadalajara está abierta a que siga habiendo procesos  de concentración" y fusiones con otras cajas andaluzas y de otras  regiones.

Agregó en esas futuras operaciones "sobre las que hay  conversaciones", aunque no quiso desvelar el nombre de esas otras  entidades ni de qué regiones, se podrán efectuar bien a través de  esta fórmula de fusión por absorción o bien por otras fórmulas  jurídicas.  

Pulido, que no sabe si habrá algo en ese sentido este mismo año,  precisó que habrá que esperar a que se culmine la operación con Caja  Guadalajara.

"Estamos abiertos a considerar que el grado de concentración sea  todavía mayor, eso es bueno para las cajas y para el sistema  financiero en este momento, y somos flexibles en cuanto a las  formulas de integración a aplicar para ganar dimensión, de forma que  usaremos una u otra fórmula jurídica en función de lo que creamos más  conveniente para cada momento; estamos abiertos a procesos de SIP con  otras entidades, no le ponemos puertas al campo", aseveró Pulido.

NUEVA FUNDACION

Pulido, que quiso dejar claro que no hay solapamiento en las redes  de oficinas en esta fusión "sólo en los servicios centrales", por lo  que apenas habrá costes laborales, con impactos "muy reducidos", como  algunas prejubilaciones, precisó que se mantendrá la marca Caja  Guadalajara, algo que "nos servirá para consolidarnos y expandirnos  por toda Castilla-La Mancha, algo absolutamente clave y  fundamental".

Agregó que se va a crear una nueva fundación, con los fondos que  actualmente baraja Caja Guadalajara más un 30 por ciento de lo que  actualmente tiene, de forma que Castilla-La Mancha "es una comunidad  que saldrá  favorecida de esa situación". Precisó que esta fundación  espera que sea presidida por el presidente de la caja manchega.

"Habrá un compromiso con los territorios que nos han visto nacer,  con Andalucía y Castilla-La Mancha, y esta caja estará presente en  inversiones empresariales y el tejido empresarial de estas zonas",  agregó Pulido, quien precisó que en esta operación "Cajasol gana, es  más grande más solvente y tiene más fortaleza, pero Caja Guadalajara  también gana al estar bajo el paraguas de una entidad más fuerte y  más solvente".

ORGANIGRAMA

Por otro lado, dentro del organigrama de la caja fusionada,  fuentes cercanas al consejo de administración indicaron a Europa  Press que habrá una vicepresidencia no ejecutiva para Caja  Guadalajara, que será el vicepresidente de la caja manchega, y a los  20 miembros del consejo de administración se incorporarán dos desde  Guadalajara, uno de ellos el presidente de la entidad manchega y  otros lo elegirán en la caja manchega. En ese sentido, según  indicaron a Europa Press fuentes cercanas al consejo de  administración apuntaron la posibilidad de que ese segundo miembro  del consejo sea alguien del PP.

Asimismo, la caja manchega aportará un miembro en la comisión de  control de Cajasol, formada actualmente por diez miembros, mientras  que la asamblea general se aplicará con 14 miembros más, que se  sumarán a los 160 que ya posee Cajasol, y que se incorporarán  procedentes de la caja manchega hasta la siguiente renovación de  Cajasol.

Además el director general de Caja Guadalajara se integrará en el  equipo del comité de dirección de la caja fusionada.

En cuanto a los activos, la nueva caja contará de más de 34.000  millones de euros, e incrementará la fortaleza de Cajasol en un 10  por ciento, con casi 900 sucursales y más de 5.200 empleados.  

  • 1