Cultura

La Galería Álvarez Quintero abre sus puertas al arte joven

Que Sevilla es una ciudad difícil para el arte contemporáneo es un tópico que parecen dispuesto a desmentir los galeristas. La Galería Álvarez Quintero nace hoy como un amplio y plural escaparate para el arte joven.

el 14 sep 2009 / 20:48 h.

I. G. Cabral / A. Bulnes

Que Sevilla es una ciudad difícil para el arte contemporáneo es un tópico que parecen dispuesto a desmentir los galeristas. Ocho espacios han abierto sus puertas este año, el último de ellos lo hace hoy mismo, la Galería Álvarez Quintero -en la céntrica calle del mismo nombre- nace como un amplio y plural escaparate para el arte joven.

Inserta en una casa sevillana del siglo XIX, la nueva sala ocupa toda la primera planta de un tranquilo inmueble en el que se darán cita la pintura, la escultura, la fotografía y las instalaciones. Su directora, Raquel Jimeno, está dispuesta a convertir su Galería en un referente de la interacción con el público. "Queremos que vengan adolescentes y jubilados, también pensamos invitar a personas con problemas mentales para que expongan aquí sus creaciones", argumenta. Para que además de creativa, la Galería Álvarez Quintero pueda pagar todas sus facturas, su responsable lo tiene claro: "Combinaremos arte abstracto con figuración, que es un estilo que en Sevilla gusta mucho", dice.

Evitar a toda costa el extrañamiento que el arte de hoy provoca en un segmento de la sociedad es la idea motriz que anima un nuevo espacio cuya primera muestra -hasta el 15 de diciembre- es también un ejemplo de los fondos de la galería. Obras de artistas emergentes como María José Gallardo y Elena Soto se alternan con otras de autores consagrados como Pérez Villalta y Concha Ybarra. En los siguientes cuatro meses, las paredes de Álvarez Quintero acogerán a tres jovencísimos creadores sevillanos, Ignacio Algarín, Fernando Daza y Paola Villanueva y al onubense Fran Mora.

Para amortizar mejor los 95 metros cuadrados de los que constan las instalaciones, Jimeno pretende además que sus numerosas dependencias -la galería está ubicada en un amplio piso- sean alquiladas y utilizadas por talleres de cómics, acuareales y eventos privados relacionados con el arte.

Año prolífico.

Con la Galería Álvarez Quintero, Sevilla ha asistido en este casi agotado 2007 a la inauguración de un total de ocho nuevos espacios expositivos, pudiendo denominarse "el año de las galerías" en la ciudad. . Así, podemos hablar de salas como Carmen Carmona, en la Puerta Osario, dedicada al arte joven y emergente, que abrió el pasado mes de mayo y que estos días cuelga los fotomontajes de la artista en alza María Cañas. También, la Murnau Art Gallery, en la Plaza de San Leandro, funciona desde octubre y está dedicada al intercambio de exposiciones de jóvenes artistas de diferentes nacionalidades.

La galería San Vicente31 también se aventuró a ampliar el negocio con la apertura de una nueva sala en la calle Gonzalo Bilbao Las últimas, finalmente, en abrir sus puertas, han sido las galerías GP13, en la céntrica calle Jesús del Gran Poder, y Ed Webber, un espacio dedicado a las artes plásticas en general que regenta un marchante luxemburgués llegado a la ciudad, y que ha establecido su galería en el barrio de San Julián (c/ Fray Diego de Cádiz).

Por último, tanto la Consejería de Cultura de la Junta, con el Espacio Iniciarte en la desacralizada iglesia de Santa Lucía; como la entidad Cajasol, con la galería denominada Espacio Escala (c/Cardenal Cisneros, 5), han abierto sus puertas a la vanguardia. Que sea por mucho tiempo.

  • 1