Cultura

La ‘Gata sobre el tejado de zinc’ del Lliure ronronea en el Central

Àlex Rigola se despide de su compañía con esta obra, que se estrena hoy.

el 31 mar 2011 / 19:25 h.

El director de la obra, Àlex Rigola (izquierda), junto al actor Joan Carreras.

El director del Teatre Lliure, Àlex Rigola, llega al Teatro Central de Sevilla hoy y mañana con su versión de Gata sobre tejado de zinc caliente de Tennessee Williams, un clásico con el Rigola se despide de la dirección artística del Teatre Lliure. Las funciones de ambos días comenzarán a las 21.00 horas.

En esta adaptación libre de Rigola, a pesar de su fidelidad al texto original -aunque con menos personajes-, el director se ha centrado en las relaciones con las personas más cercanas, con la familia y en lo que cuesta comunicarse con ellos.

La gata sobre el tejado de zinc caliente gira en torno a personajes arquetípicos construidos con maestra simplicidad, personajes que aún hoy son reconocibles.

El espectáculo, que dura una hora y media sin descanso, está dividido en tres actos. En el primero se muestra la relación de pareja de Maggie (Chantal Aimée) y Brick (Joan Carreras); el segundo reproduce la dificultad de comunicación del padre (Andreu Benito) y su hijo, protagonistas de la obra junto a Maggie.

Mientras que el tercer y último acto es la resolución que llega con todo el coro familiar. Los actores Santi Ricart, Muntsa Alcañiz y Ester Cort completan el reparto de esta función.

Tennessee Williams fue premiado por La gata sobre el tejado de zinc caliente (Cat on a hot tin roof) con el Pulitzer de 1955, tras haberlo obtenido previamente en 1948 por Un tranvía llamado deseo. La gata... se estrenó en Broadway bajo la dirección de Elia Kazan, con Barbara Bel Geddes y Ben Gazzara en los principales personajes. La obra obtuvo los más importantes premios Tony del año y alcanzó las 700 representaciones.

Asimismo, Williams es probablemente el autor teatral contemporáneo más veces adaptado al cine. La intensidad dramática de sus textos, la calidad de los diálogos, el arrojo en plantear situaciones que en ocasiones rozaron el escándalo, y particularmente el vigor de sus personajes, especialmente los femeninos, han hecho que numerosos cineastas de talento se hayan interesado por su obra.

Es memorable la primera versión que corrió a cargo del director Richard Brooks y que fue una de las diez películas más taquilleras del años de sus estreno, siendo nominada a seis oscars importantes: mejor película, mejor actor (Paul Newman), mejor actriz (Elizabeth Taylor; se había pensado previamente en Vivien Leigh, Lana Turner y Grace Kelly), mejor director (Richard Brooks), mejor guión adaptado (Richard Brooks y James Poe) y mejor fotografía (William H. Daniels).

Tras siete años al frente de la dirección artística del Teatre Lliure, Àlex Rigola emprende en 2011 una nueva aventura profesional en tanto que ha sido nombrado director de la sección teatral de la Bienal de Venecia.

Abandona el Lliure tras dirigir éxitos como el Nixon-Frost de Peter Morgan, los Días Mejores de Richard Dresser, 2666 de Roberto Bolaño o creaciones propias como su aclamada European House. Y decide despedirse, además, con uno de los grandes clásicos del teatro: La gata sobre el tejado de zinc caliente.

  • 1