Deportes

La gran defensa del Cajasol desquicia al Power Electronics Valencia

El equipo de Joan Plaza dio un paso de gigante hacia la Copa del Rey en una nueva exhibición de intensidad colectiva y capacidad para anular al rival.

el 20 dic 2009 / 15:41 h.

Ager penetra ante Claver.

Definitivamente este Cajasol urdido por la sabia mano de Joan Plaza se revela como una paciente y avispada araña, capaz de tejer una tela a la que atraer a sus presas para, una vez enmarañadas, paralizarlas con su venenosas uñas y dejarlas aturdidas antes de hincarles el diente.

Y no se conforma con piezas menores, tal es su voracidad. El Power Electronics, todo un gigante, fue víctima de semejante estrategia, tardando el equipo sevillano tan sólo siete minutos en lanzar su letal picadura a un rival que había comenzado mandando, confiado en el enorme potencial de su quinteto de gala, con De Colo ordenando y penetrando hasta la cocina cajista y la pareja interior Perovic-Nielsen amenazando con causar estragos.

Pero fue todo forzar Lishchuk la segunda falta de Ellis, que a su vez había entrado por un Kirksay también con dos penalizaciones, y se acabó la fiesta valenciana. El Caja, con siete faltas en su casillero, se revolvió y, lo dicho, paralizó al equipo taronja de tal modo que se pasó del 6-13 (m. 7) al 28-14 ante la impotencia de Spahija al comprobar que a sus hombres se les había olvidado por completo cómo anotar.

Tras más de diez minutos sin hacerlo en canastas de campo, Claver y Perovic daban algo de vida al equipo visitante, que llegaba al descanso sólo herido (32-24).

Los locales, de hecho, tampoco es que estuvieran bordándolo (1/12 en triples y seis rebotes menos que el rival); más bien se limitaban a optimizar su inefable capacidad para malear al oponente, entendiéndose ésta como la facilidad para atontar, atenazar y hacer malo.

Y es que los naranjas lo fallaban todo, cometían pasos por doquier, los bases se ofuscaban... Claro que la peor versión posible del Power Electronics no era ya tan casual, sino motivada por el principal arma con que el Cajasol persuade a sus presas: una defensa atosigante, una pelea insaciable por cada balón.

Aturdida la víctima, eso sí, el equipo de Plaza alardeó de otras virtudes para agasajo de su parroquia: ora una ráfaga de triples, ora una malabarista entrada de Kirksay (52-33) para dejar ya KO al equipo de un Spahija que no daba crédito. Y, con la presa rendida y moribunda, Calloway y el ubicuo Kirksay se lanzaron a degüello para aniquilarla tras otro parcial 15-0 de salida en el último cuarto (67-35).

Desbrozado el manjar naranja, Satoransky, Sastre, Ager, Cabanas y Rey se unieron al pantagruélico festín. Que pase el siguiente....

- Ficha técnica:

82 - Cajasol (19+13+20+30): Calloway (21), Andrés Miso (13), Kirksay (14), Savanovic (7), Xavi  Rey (4) -cinco inicial-, Triguero (3), Cabanas (4), Ellis (12), Ager (2), Satoransky (2) y Sastre (-).

53 - Power Electronics (14+10+11+18): De Colo (7), Rafa Martínez (9), Víctor Claver (12), Nielsen (5), Perovic (11) -cinco inicial-, José Simeón (-), Lishchuk (3), Marinovic (2), Pietrus (-) y Kelati (4).

Árbitros: García Ortiz, Redondo y Sánchez Mohedas. Eliminaron por cinco faltas personales a los visitantes De Colo (m.36) y Lishchuk (m.37).

Incidencias: partido disputado en el Palacio de los Deportes San Pablo ante cerca de seis mil espectadores.

  • 1