Deportes

La gran defensa del Cajasol le augura una temporada exitosa

El Cajasol se ha colocado en puestos de play off gracias a una soberbia defensa que recuerda a la del mejor Caja San Fernando de la historia, aquel que batió el récord defensivo histórico de la ACB y que terminó jugando dos finales. La defensa abre la puerta del éxito.

el 19 nov 2009 / 23:14 h.

Para demostrar que una buena defensa es sinónimo de éxito en baloncesto, en la historia de este deporte hay multitud de ejemplos y el Cajasol de Joan Plaza es, además, un caso extremo. Porque exhibiendo el ataque menos productivo de la ACB (69,5), figura sexto en la tabla después de ganar 4 de sus últimos cinco choques. Su receta, que el rival acabe con menos de 70 puntos en su casillero. Si se da la condición, no deja escapar a su víctima. Luego, es cierto, ha encontrado en ese camino en busca de identidad propia, a dos jugadores que, además de rendir atrás, lo hacen delante a un nivel altísimo, Tyrone Ellis y Dusko Savanovic, apoyados por Calloway y Triguero, básicamente, en esa faceta traumática para ellos que es la de anotar.

La revisión de la historia de la ACB no deja lugar a dudas. El Caja más exitoso en la ACB, el de la 98-99, finalista de Copa y de la Liga ACB, que acabó con 25 victorias la fase regular en tercera posición, ese Caja de Imbroda que fue el primero en la historia del club en colocarse líder en solitario de la competición durante 4 jornadas, también batió el récord defensivo de la historia de la ACB al término de la fase regular, y siempre contando desde que la liga la juegan 18 equipos. Aquel Caja encajó un promedio de 69,58 tras 34 partidos, una cifra que un año más tarde batiría el FC Barcelona con unos increíbles 65,41, pero también el propio Caja, de nuevo con Javier Imbroda en el banquillo, lo mejoró hasta dejarlo antes de los play off en 67,55. Todavía hoy, diez años después, los sevillanos mantienen dos de los cuatro mejores promedios defensivos de la ACB. En ambas temporadas, obviamente, el equipo del San Pablo disputó la Copa del Rey y los play off por el título.

El Cajasol de Joan Plaza, completados 8 encuentros, es decir, un cuarto de la competición liguera, mejora las cifras de aquel Caja que sorprendió en la 98-99, y tendría la sexta mejor defensa histórica de la ACB si acabara la liga con los números actuales, por cuanto el Barcelona de este año promedia 65,87 y el Real Madrid 67,87. La diferencia entre el primer Caja San Fernando de Imbroda y el actual es evidente. En la jornada octava, aquél había encajado 551 puntos, sólo cuatro menos que el actual, pero en ataque aquél llevaba anotados 614 puntos y el de ahora 556. Áquel llevaba ocho victorias y éste, la mitad.

  • 1