Local

La Gran Sevilla libera suelo para que puedan edificarse ya 50.000 VPO

El Consorcio de Vivienda del área metropolitana de Sevilla se constituyó en noviembre de 2007. Un año y tres meses después su labor de intermediación entre los 35 consistorios adheridos ha calado y ha puesto sobre la mesa suelo para construir 49.847 VPO en los próximos ocho años.

TAGS:

El Consorcio de Vivienda del área metropolitana de Sevilla se constituyó en noviembre de 2007. Un año y tres meses después su labor de intermediación entre los 35 consistorios adheridos ha calado y ha puesto sobre la mesa suelo para construir 49.847 VPO en los próximos ocho años.

Pese a que éste es un mapa de suelo programado para este plazo, desde el consorcio se anima a los gobiernos locales a que, una vez que han emprendido el primer paso, den el siguiente y comiencen la construcción a lo largo de este año de al menos el 50% (o sea unas 25.000 viviendas protegidas) para que en torno a 2011 ya se puedan entregar las primeras promociones.

"Esta cifra duplica la media anual de 3.000 viviendas protegidas que se venían levantando en el área metropolitana hasta el momento", recuerda el director del Consorcio de Vivienda, Juan Morillo, que se congratula asimismo de que los municipios "por fin hayan entrado en la dinámica de dar respuesta inmediata a las necesidades de sus vecinos en esta materia".

Hay que tener en cuenta además que en esta cifra no están incluidas las áreas de oportunidad residenciales (con casi 55.000 viviendas previstas, de las que entre el 60 y el 70% tendrán algún tipo de protección) recogidas en el Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana de Sevilla (Potaus), a excepción de las 10.129 previstas en Dos Hermanas (Entrenúcleos). En este caso los deberes están hechos y, a pesar de que el esperado documento aún está pendiente de su aprobación final por el Consejo de Gobierno, el Ayuntamiento de Dos Hermanas lo tiene planificado con independencia de su consideración en el Potaus.

"La idea es que cada consistorio sea capaz de cubrir al 100% su demanda y si no, al menos al 60% y poner el 40% restante sobre la mesa", señala el responsable del Consorcio de Vivienda. El balance resulta más que positivo, en su opinión, ya que "la programación era tener suelo para 36.000 viviendas protegidas", según asevera, lo que supone un 38% más de lo previsto.

En este sentido valora favorablemente la gestión del organismo, ya que de los 46 municipios que conforman el área metropolitana 35 han apostado por aunar sus esfuerzos y emprender una estrategia común en la promoción de VPO, sobre todo para dar respuesta a los jóvenes.

Vistos los resultados durante este último año, este mensaje parece haber puesto las pilas a las administraciones locales, ya que, quitando las que ya cuentan con sus planes generales de ordenación urbana (PGOU) aprobados y otros casos en los que el problema estaría resuelto a través de los planes municipales de vivienda, el resto están manos a la obra para su adaptación parcial a la Ley del Suelo, que obliga a que un 30% de las viviendas proyectadas sean de VPO. Es un mecanismo que está aligerando el proceso y al que se está sumando un importante número de municipios de la corona de la Gran Sevilla, con lo que prácticamente una treintena tendrá la parte burocrática resuelta.

Proceso. "Una vez que se han conseguido los suelos y han sido capaces de tenerlos adaptados", el siguiente objetivo es ahora, según el gerente, "implicar a la iniciativa privada en el desarrollo de estas promociones, en línea con lo que se ha venido planteando en los pactos por la vivienda a nivel autonómico". Y continuó: "Nosotros somos el pepito grillo de los ayuntamientos, pero ellos son los que al final tienen las competencias en la materia".

Desde este momento es cuando empieza la parte más complicada del proceso, ya que hay que contar no sólo con la iniciativa de los municipios sino también con la de un sector privado que es el que debe dar el paso al frente para construir las promociones. Esta fase, precisamente, se antoja incluso más complicada que la de haber convencido a las administraciones locales a agilizar los plazos.

  • 1