Local

La Gran Sevilla ya gestiona 7,6 millones de euros contra la crisis

La Diputación de Sevilla hizo los deberes en las vacaciones para que el dinero de su Plan +34, ideado para hacer frente a la crisis, empiece a llegar a la provincia. Un tercio de la inversión -13 millones de euros- ya está en manos de los consistorios, que los destinarán a gastos corrientes y a generar empleo.

el 16 sep 2009 / 08:29 h.

TAGS:

La Diputación de Sevilla hizo los deberes en las vacaciones para que el dinero de su Plan +34, ideado para hacer frente a la crisis, empiece a llegar a la provincia. Un tercio de la inversión -13 millones de euros- ya está en manos de los consistorios, que los destinarán a gastos corrientes y a generar empleo.

El presidente de la institución provincial, Fernando Rodríguez Villalobos, ya lo dejó claro cuando el programa fue presentado el pasado mes de mayo: el dinero tenía que llegar urgentemente a los consistorios para "reactivar la economía y ayudar a los municipios y, sobre todo, a los más necesitados, por su calado social".

Más de un tercio de los 34 millones de euros previstos en el plan ya fueron entregados a las administraciones locales a lo largo del pasado mes de julio. El grueso del dinero repartido corresponde al Programa Extraordinario de Urgencia Municipal, con 10 millones de euros y que tiene como cometido dar empleo temporal a familias en riesgo de exclusión social. Para realizar un reparto equitativo, se incorporan criterios distintos a los habituales, de manera que cuenta, además de la población, el índice de paro de cada pueblo. Con ese baremo, más de la mitad de la ayuda (6,1 millones de euros) va a los pueblos del área metropolitana.

La otra gran baza que la institución provincial pone en la mano de las arcas municipales para salir de la crisis es la aplicación del Programa de Ayuda Financiera, que reparte casi tres millones de euros para que los consistorios afronten gastos corrientes. Esa cantidad llegó a los municipios a finales del pasado mes de julio y también la mitad fue para la aglomeración urbana.

Una vez superado este primer paso, el Plan +34 dará un nuevo impulso dentro de cinco días. El diputado provincial de Hacienda, Manuel Domínguez, precisó que el día 15 expira el plazo para acogerse a otra medida anticrisis de este plan: el Programa de Emergencia Financiera, que se diseñó para socorrer a los municipios cuyas tesorerías están al límite y necesitan liquidez o anticipos para hacer frente a unas deudas inaplazables. El Organismo Provincial de Asistencia Económica y Fiscal (Opaef) se está encargando de recoger y analizar las solicitudes presentadas.

El último tramo de ayudas del Plan +34 llegará a finales de año, cuando se adelante otra partida del Plan Extraordinario de Impulso Municipal (Pleim), un iniciativa a tres años que arrancó en 2008. En esta ocasión, la inversión servirá para la ejecución de 62 proyectos de obras por valor de unos 10 millones de euros.

  • 1