Local

La gresca de PP y PSOE bloquea el Audiovisual y la Cámara de Cuentas

Los mandatos de los dos órganos han caducado y esperan el pacto político

el 10 oct 2010 / 18:42 h.

TAGS:

La renovación de los órganos que dependen del Parlamento sigue enquistada por la gresca entre PSOE y PP. Pese a que en el Senado los dos grandes partidos sí han logrado desbloquear el relevo del Tribunal Constitucional, en Andalucía todavía están pendientes los cambios en la Cámara de Cuentas -cuatro de sus consejeros llevan dos años en situación de interinidad- y en el Consejo Audiovisual, cuyos once miembros agotaron el jueves el mandato. Ese atasco impide el normal funcionamiento de ambas instituciones.

Socialistas y populares dicen que entre ellos no hay grandes "obstáculos", pero colocan la pelota en el tejado del contrario. "Estamos esperando los nombres que presenta el PP. No tiene sentido tardar tanto", señala Mario Jiménez, portavoz socialista. Su interlocutor, el secretario general de los populares, Antonio Sanz, desmiente que su partido tenga problemas con los candidatos.Que la renovación de la Cámara de Cuentas no se haya cerrado es más incomprensible. El 12 de mayo, socialistas y populares anunciaron un acuerdo para desatascar el órgano fiscalizador que pasa por crear una nueva vicepresidencia que recaería en el PP -se baraja a María José Camilleri para el cargo- y por cambiar la etiqueta de consejero mayor por la de presidente. El PSOE propuso para este puesto a Antonio Manuel López Hernández, catedrático granadino de Economía Financiera y ex concejal en Guadix, pero el PP sostiene que sus últimas responsabilidades lo hacen incompatible para el nuevo cargo.

No seguirá en la Cámara de Cuentas el consejero propuesto por el PSOE Ricardo Sánchez Virués de Segovia, mientras que sí continuará su compañero Antonio Marmolejo Ledesma. El PP tiene que sustituir a Rafael Navas -actual consejero mayor- y a Eduardo Rodríguez Melgarejo. Todo apunta a que optará por Camilleri y otra mujer porque, en el cómputo global, el acuerdo entre los partidos debe cumplir con la paridad que exige el Estatuto.Socialistas y populares quieren abordar de forma conjunta el relevo en la Cámara de Cuentas y en el Audiovisual, un órgano que se encarga de controlar los contenidos televisivos minado por las disputas partidistas desde que se creó en 2005. Ahí, además de la adaptación técnica a la nueva ley audiovisual estatal, hay que negociar los once puestos, aunque todos ellos pueden ampliar su mandato otros cinco años.

Fuentes socialistas prevén que la mayoría continúe su labor y que, incluso, el PP "rescate" a José María Arenzana -propuesto en su día por el PA, partido que ahora no tendría representación- porque desde el principio se alineó con Carlos del Barco y Carmen Elías, consejeros impulsados por los populares. La bronca entre los miembros de uno y otro bando ha sido la tónica habitual del Consejo, que provocó la dimisión en mayo de 2008 del entonces presidente, Manuel Ángel Vázquez Medel. Luego se sucedieron varios escándalos más, como las abultadas facturas de comidas de algunos consejeros y los cruces de acusaciones entre ellos.

nueva etapa. El portavoz parlamentario socialista reconoce que al principio hubo "dificultades desagradables", pero desde que la presidencia la asumió Juan Montabes "todo ha cambiado". "Estamos muy satisfechos con el trabajo del Audiovisual", añade. Montabes elude valorar la pelea partidista en el seno del Consejo y habla de "desencuentros" típicos en órganos cuya composición la deciden los partidos. Para el presidente, será una "muy buena noticia" que PSOE y PP se pongan de acuerdo para renovar la institución lo antes posible.


El reparto de sillones en el Audiovisual también cambiará. Cuando se creó en 2005, el PSOE propuso a seis consejeros, el PP a tres, IU a uno y el PA a otro. Ahora, por proporcionalidad exacta con el arco parlamentario, los socialistas tendrían la capacidad de nombrar a seis y los populares, a cinco. En la negociación podrían ceder algún puesto a IU. "Eso depende de la oposición", avisa Jiménez. Sostiene que hasta "hace meses" la actitud del PP "era de bloqueo", pero confía en que el pacto sobre el Constitucional "caiga en cascada" hacia Andalucía y permita desatascar los órganos extraparlamentarios.

  • 1