La Guardia Civil cree que se han borrado «evidencias» de las irregularidades en Alcalá Comunicación

El atestado dice que el «alcalde» y «otras personas» pudieron «reconducir la situación».

el 10 oct 2014 / 10:00 h.

«Desaparición de evidencias», eso es lo que teme la Guardia Civil que haya ocurrido con la contabilidad de la desaparecida empresa municipal Alcalá Comunicación Municipal (ACM), investigada por posibles irregularidades. En su atestado, los agentes alertan de que «personas que podrían haberse beneficiado de estas irregularidades y tener sobrado margen temporal para reconducir la situación y hacer desaparecer evidencias que los pudieran comprometer con los hechos denunciados». Unas personas entre las que señala al alcalde, Antonio Gutiérrez Limones. Por ello, recomiendan llevar a cabo dos registros y tomar declaración a nueve personas, entre las que también aparece Limones. El informe, elaborado por el Equipo de Delincuencia Económica de la Unidad de Policía Judicial de la Guardia Civil, es de marzo de 2014 y explica que los hechos investigados son «conocidos desde hace algo más de dos años» por cuatro personas vinculadas a ACM, entre ellas el contable, cuyas voces aparecen recogidas en una grabación realizada en diciembre de 2011, en la que hablan de las posibles irregularidades contables en la sociedad. Pero también, «por otras personas (como sería el caso del señor Gutiérrez Limones) que podrán haberse beneficiado de estas irregularidades», quienes a su juicio han contado con tiempo suficiente «para reconducir la situación y hacer desaparecer evidencias» para evitar su implicación. Los agentes recomiendan reclamar al Ayuntamiento toda la documentación relativa a ACM, incluida su liquidación; y llevar a cabo dos registros, después de que el contable de la entidad «no se mostrara en absoluto receptivo a colaborar con la Justicia» tras ser llamado a declarar por la Fiscalía como testigo, pese a que él reconoció la existencia de una «famosa carpeta» que «tendría documentación esencial para el esclarecimiento del caso». Un cambio de postura que la Guardia Civil achaca al hecho de que, tras la desaparición de ACM, pasó de «una situación de incertidumbre» respecto a su futuro laboral a «tener garantizado un puesto de trabajo en Innovar», la empresa pública que asumió las funciones de la primera, así como a gran parte de la plantilla». Por ello, señalan como «necesario e imprescindible» registrar el domicilio de este administrativo y la sede de Innovar, «con el único objetivo de localizar esa documentación». Unas diligencias que, según fuentes del caso, aún no han sido realizadas por el juzgado. Ante estas acusaciones, que afectan al alcalde, el secretario de Organización del PSOE de Sevilla, José Muñoz, defendió la actuación del mismo y aseguró que el PP puede tener que «retractarse» de sus manifestaciones, como le ha ocurrido «con otras acusaciones» contra el primer edil. QUEJAS DEL PA. El informe de la Guardia Civil hace también alusión a un viaje «familiar» del alcalde a Madrid en 2007, que fue supuestamente cargado a las cuentas de ACM. En total fueron 976 euros, en los que se incluye gastos de transporte, hotel y entradas a dos parques temáticos. Ayer, la portavoz andalucista en el Ayuntamiento de la localidad, Lola Aquino, mostró su «indignación y vergüenza» por estos hechos. La portavoz andalucista, en un comunicado, lamentó que «pese a que llevamos años solicitando transparencia al gobierno de Limones, a día de hoy seguimos comprobando como las dudas sobre posibles prácticas delictivas siguen emanando de la gestión del PSOE de Limones, algo que como alcalareña me abochorna e indigna profundamente, y como representante público de los alcalareños seré implacable contra la corrupción». Aquino se mostró confiada en la Justicia, y dijo que como acusación popular, el PA va «a perseguir la más mínima sombra de corrupción en la gestión de Limones». Por su parte, el PP calificó de «muy graves» estos hechos y exigió al alcalde que «comparezca ante el Pleno para dar explicaciones con carácter de urgencia». «Es un insulto a la inteligencia de los ciudadanos», dijo.

  • 1