Local

La Guardia Civil desarticula una red de distribución de drogas en Andalucía

Un total de 58 personas han sido detenidas por la Guardia Civil como presuntos integrantes de una de las mayores redes de distribución de drogas de Andalucía, entre los que hay bolivianos, colombianos, marroquíes y rumanos y que operaba en las provincias de Málaga, Granada, Sevilla y Córdoba.

el 15 sep 2009 / 01:02 h.

TAGS:

Un total de 58 personas han sido detenidas por la Guardia Civil como presuntos integrantes de una de las mayores redes de distribución de drogas de Andalucía, entre los que hay bolivianos, colombianos, marroquíes y rumanos y que operaba en las provincias de Málaga, Granada, Sevilla y Córdoba.

Un grupo de 38 de los arrestados han ingresado en prisión y entre lo intervenido hay 2.263 gramos de cocaína de gran pureza y sin cortar, 20.409 gramos de hachís y 1.096 de marihuana, además de once vehículos -cinco de ellos de alta gama-, un revólver y 41 teléfonos móviles, según ha informado hoy el instituto armado.

No se descartan otras detenciones por la investigación derivada de esta operación, denominada "Carpe diem", que ha determinado que esta organización se aprovisionaba de cocaína y hachís por vías que enlazaban con redes organizadas integradas por extranjeros de las referidas nacionalidades que transportaban la droga oculta en su organismo, ejerciendo como "muleros".

Estas sustancias estupefacientes procedían de países sudamericanos y de Marruecos a través de Tánger y Ceuta.

La operación ha sido coordinada por la Policía Judicial de la Guardia Civil de Antequera (Málaga) con apoyo de agentes de Málaga y Granada y se han efectuado once registros, en los que se ha decomisado además dinero en efectivo (52.218 euros y 685 dólares), cinco balanzas de precisión digital, dos motocicletas de gran cilindrada, documentación relevante y efectos presuntamente receptados.

Las pesquisas empezaron a principios del pasado año cuando se intentaba localizar y erradicar puntos de venta de droga en la comarca antequerana, en concreto en Mollina, donde se descubrió un lugar de venta y distribución de cocaína y hachís regentado por A.C.F..

Se supo que se proveía de cocaína de gran pureza para su posterior distribución contactando con V.E.C.C., líder de un clan familiar dedicado a comprar, preparar, distribuir y vender esta droga en la comarca de Antequera y poblaciones de Granada, Sevilla y Córdoba.

El hijo del líder, F.J.M.C., era el segundo en importancia para planificar y desarrollar las actividades delictivas, ejecutando labores de distribución de estupefacientes, intermediación en importantes ventas de cocaína y aprovisionamiento de cocaína y hachís por varias vías que enlazaban, a su vez, con otras redes organizadas integradas por los extranjeros que hacían de "muleros".

La operación se centró primero en desarticular estas redes encargadas de la principal vía de aprovisionamiento de cocaína y hachís, actuaciones que se desarrollaron en Archidona (Málaga); Alhama de Granada y Otura, en la provincia granadina, y Granada capital y se detuvo a bolivianos, colombianos, marroquíes y rumanos.

Tres de esos arrestos fueron en la estación de autobuses de Granada y se les aprehendieron 25 cápsulas de cocaína evacuadas del interior del organismo que pesaron 294 gramos de gran pureza, mientras que se practicaron cinco registros en Archidona y dos en Granada donde hallaron droga -parte de ella en cápsulas o comprimidos-, joyas y efectos de procedencia supuestamente ilícita.

En una segunda fase fueron arrestados pequeños distribuidores locales o vendedores al menudeo que operaban para la dirección del clan en Mollina (Málaga) -donde se registró en un pub en los bajos del domicilio, también registrado, de J.C.C.G.-, y los responsables de distribuir la cocaína en Benamejí (Córdoba), La Roda de Andalucía (Sevilla), Loja (Granada), Antequera (Málaga), una conocida venta de la localidad malagueña de Villanueva de Tapia y Málaga capital.

En uno de estos registros se encontró una botella con polvo blanco, al parecer polvo de talco utilizado para cortar la droga.

  • 1