Local

La Guardia Civil detiene a cuatro miembros legales de ETA

Formaban un comando en la zona de Vizcaya.

el 01 mar 2011 / 06:41 h.

TAGS:

La Guardia Civil ha detenido esta madrugada en Vizcaya a cuatro miembros legales de ETA -no fichados por las Fuerzas de Seguridad- que desde hace algún tiempo estaban establecidos en la provincia y que formaban parte de un comando estable, han informado a Europa Press fuentes de la lucha antiterrorista. Los detenidos son Daniel Pastor Alonso, Lorena López Díaz, Beatriz Etxebarria Caballero e Iñigo Zapiraín Romano.

El Instituto Armado investiga la participación de este en varios atentados en la zona en los últimos años como el que acabó con la vida del Inspector de la Policía Nacional Eduardo Puelles en 2009 en la localidad vizcaína de Arrigorriaga al explotar una bomba que los terroristas instalaron en su vehículo.

Efectivos de los Tedax de la Guardia Civil han intervenido en el registro practicado en la localidad de Galdakao tres bidones con material para la fabricación de explosivos, según han informado a Europa Press testigos presenciales.

Según fuentes de la lucha antiterrorista, el registro se ha llevado a cabo en una casa del Barrio Aperribai de la localidad vizcaína relacionada con el arrestado Daniel Pastor.

De ese lugar los agentes también se llevaron una caja de gran peso que podría contener armas propiedad de los cuatro integrantes del comando de legales desarticulado esta madrugada.

SOFISTICADO MATERIAL. Entre el sofisticado material incautado al comando de 'legales' de ETA desarticulado esta madruga se encuentran armas como un subfusil MAT con dos cargadores, Radiomandos y emisores de radio-control para activar los artefactos explosivos, así como documentación falsa de Ertzaina, permiso de conducir, DNI y TIM (placa identificativa) del Ejército de Tierra, según la nota difundida por el Ministerio del Interior.

En cuanto al explosivo intervenido se trata de 180 kilogramos de nitrato amónico y 15 litros de nitrometano. Los etarras tenían otras armas como una pistola Browning con dos cargadores y un revólver Smith Wesson calibre 38 con munición. Este tipo de revolver es el mismo modelo de las armas que fueron robadas en la fabrica francesa de Vauvert en plena tregua de 2006.

Asimismo, el comando tenía varios tupper para la confección de artefactos tipo lapa, varias ollas para confección artefactos explosivos, cordón detonante, temporizadores con anagrama ETA y dos placas matrícula vírgenes.

Estos materiales han sido encontrados en los registros practicados en diversos inmuebles relacionados con los detenidos tanto en Bilbao como en la localidad Vizcaína de Galdácano, donde residía Daniel Pastor Alonso, de 37 años de edad. El resto de los arrestados tenían edades similares. Se trata de Lorena López Diez, de 31 años de edad, Iñigo Zapirain Romano, de 34 años de edad y Beatriz Echevarria Caballero, de 33 años de edad, los tres con domicilio en Bilbao.

La Guardia Civil investiga ahora la implicación de los detenidos en los atentados sin esclarecer que ETA ha realizado en la provincia de Vizcaya y en territorios limítrofes, entre ellos coches-bomba, diversos artefactos explosivos contra repetidores y edificios institucionales y artefactos tipo lapa en bajos de vehículos, según la misma nota del Ministerio en la que no se menciona ninguna acción concreta de la banda.

TXEROKI Y ATA

La operación que ha concluido en la desarticulación del comando legal de ETA es consecuencia de las investigaciones iniciadas tras las detenciones en el sur de Francia de los dirigentes de ETA y responsables del llamado 'aparato militar' de la banda, Garikoitz Aspiazu Rubina, 'Txeroki', el 17 de noviembre de 2008, y, principalmente, de la detención, el pasado 20 de mayo de 2010, de Mikel Kabikoitz Carrera Sarobe, 'Ata', en sendas operaciones desarrolladas por la Guardia Civil en cooperación con la policía francesa.

A partir del análisis de la información obtenida se conocía la posible existencia en Vizcaya de un grupo de miembros 'legales' (no fichados por las fuerzas de seguridad) integrados en la banda terrorista, los cuales habrían mantenido contactos orgánicos con miembros de la estructura del 'aparato militar' en diferentes ocasiones.

La operación, que está dirigida por el titular del Juzgado Central de Instrucción número 3 y la Fiscalía de la Audiencia Nacional, continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones. Asimismo, se está procediendo al análisis de la documentación y los materiales incautados.

 

  • 1