En libertad diez de los 16 detenidos por las facturas falsas de UGT-A

Todos los arrestados que han desfilado ante el juez eran empresarios, que han negado haber inflado las facturas y han asegurado que siguieron indicaciones de UGT.

el 25 jun 2014 / 11:02 h.

A DISPOSICIÓN JUDICIAL LOS CUATRO PRIMEROS DETENIDOS SOBRE FACTURAS DE UGT El dueño de Chavsa, Simón Chávarri, es conducido por la Guardia Civil a los juzgados de Sevilla. / EFE El juez que investiga las supuestas facturas falsas de UGT-A ha dejado en libertad imputados por un delito de falsedad y otro contra la Hacienda Pública en su modalidad de fraude en subvenciones a los 10 empresarios detenidos ayer en la operación Cirene II, llevada a cabo por la Guardia Civil dentro de la investigación por las supuestas facturas falsas de UGT-A con las que justificaron las subvenciones otorgadas por la Junta de Andalucía. Todos han negado que inflaran las facturas y han dicho que seguían "indicaciones" de UGT. Mañana está previsto que pasen a disposición del juez los otros seis detenidos, entre ellos los dos arrestados hoy en Alicante y Federido Fresneda, que fue tesorero del sindicato durante diez años. Los dos últimos en declarar han sido dos empresarios de Madrid, relacionados con la empresa Siosa que se dedica a sistemas informáticos. Ambos han salido en libertad, pero imputados por falsedad y contra la Hacienda Pública, como el resto de empresarios. Antes que ellos, esta tarde ha declarado ante el titular del Juzgado de Instrucción número 9, Juan Jesús García Vélez, un empresario de Jaén y dos hermanas representantes de la empresa Publicar, situada en Madrid. En total, han sido 10 los detenidos que han declarado hoy, cinco de ellos a lo largo de la tarde, que han llegado en autobús. Miguel Ángel González es el propietario de KND, una empresa ubicada en Jaén y que fue una de las que registró ayer la Guardia Civil en la segunda fase de la operación Cirene, en la que han sido ya detenidas 16 personas. González ha ratificado su declaración ante los agentes que se ha centrado básicamente en explicar cómo realizaba la facturacion con UGT. La entidad se dedica a realizar cursos de formación, pero no ha sido interrogado por este extremo. Tras él, han entrado dos empresarias que son hermanas y propietarias de Publicar. Según fuentes del caso, ambas han negado que inflaran facturas, aunque han admitido que sí cambiaron algunas facturas "siguienddo indicaciones de UGT". Ante el instructor han desfilado también el gerente de Chavsa y un comercial de esta firma; el dueño de Viajes Macarena; el de Lienzo Gráfico Impresores; y el dueño de una imprenta. Todos ellos han defendido la legalidad de su actuación, según las fuentes consultadas. El gerente de Chavsa, Simón Chavarri, ha alegado que creía que actuaba "dentro de la legalidad" y que en todo momento "seguía instrucciones de UGT", según fuentes del caso. Además, ha añadido que "en su día lo acreditará". Chavarri fue uno de los 14 detenidos en la jornada de ayer tras varios registros llevados a cabo por la Guardia Civil en varias provincias. El gerente de Chavsa se negó a declarar ante los agentes, pero sí lo ha hecho ante el magistrado, a quien ha explicado que creía que todo era "legal"  y que en todo momento siguió "indicaciones" y "parámetros" que le marcaba el sindicato. Hoy la Guardia Civil ha llevado a cabo dos detenciones más que se suman a las 14 que practicaron ayer los agentes en los seis registros llevados a cabo en varias provincias. Los nuevos arrestos se han producido en Agost (Alicante) en una empresa que también habría trabajado con el sindicato. Las nuevas detenciones han tenido lugar en la empresa Carpetas Abadías, en un operativo que se viene a sumar al de ayer. Entre los arrestos practicados ayer se encuentra Federico Fresneda, el que fuera tesorero de UGT-A durante 10 años en la etapa del histórico secretario general Manuel Pastrana, que se encontraba de vacaciones en Gran Canarias. Los agentes habian ido a buscarlo a su vivienda, situada en el barrio de Los Remedios, pero no lo localizaron por lo que se tuvo que personar en la misma un familiar para poder llevar a cabo el registro. El otro registro que se llevó a cabo en Sevilla fue en la empresa Chavsa, donde la Guardia Civil detuvo a dos personas. Igualmente, se llevaron a cabo registros y detenciones en la sede de KND en Jaén y Siosa, en Madrid. Los investigadores llevaron a cabo estas detenciones tras revisar toda la documentación que requisaron de la sede central de UGT, y otras empresas del sindicato, en diciembre, cuando la operación era pilotada por la jueza Mercedes Alaya,a la que la Audiencia Provincial obligó dejar el caso al no tener relación con el fraude de los ERE. Los agentes han concluido que UGT utilizaba de forma "sistemática año tras año" el desvío de fondos públicos de la Junta de Andalucía, de tal forma que lleegó a convertirse en su "vía más importante de financiación". Incluso aseguran que llegaron a utilizar "varios métodos" que fueron perfeccionando con el "paso del tiempo". De hecho, los empresarios detenidos supuestamente realizaron facturas falsas a UGT para justificar subvenciones públicas.  

  • 1