Local

La Guardia Civil detiene a dos presuntos etarras acusados de integrar un 'talde' de legales

Se trata de los hermanos Aitor e Igor Esnaola Dorronsoro, y están acusados de colaborar en labores logísticas de la banda.

el 12 abr 2011 / 05:45 h.

TAGS:

Los detenidos esta madrugada por la Guardia Civil en la localidad guipuzcoana de Legorreta acusados de integrar un grupo de legales -no fichados- son hermanos y habrían participado en las labores logísticas de la banda, como el suministro de explosivos para la comisión de atentados, han precisado a Europa Press fuentes de la lucha antiterrorista. Se trata de Aitor e Igor Esnaola Dorronsoro.

Tras su arresto, la Guardia Civil ha procedido a registrar un caserío de la familia a las afueras de la citada localidad guipuzcoana, concretamente en el barrio de Berostegui. Este lugar está siendo registrado en presencia de uno de los detenidos.

En el centro de Legorreta, municipio por el que cruza la N-1, también registran un piso propiedad de Igor Esnaola. Hay un fuerte despliegue del Instituto Armado en lazona desde las 3.00 horas.

La presión de las fuerzas de seguridad ha llevado a ETA a recurrir a esta figura de miembros 'legales' en el País Vasco. Se trata de personas no fichadas por las fuerzas de seguridad, lo que les permite llevar una vida normal entre la sociedad vasca al tiempo que colaboran con la banda dificultando su identificación.

Se sospecha que estos dos hermanos pudieran llevar años colaborando con la banda. En los últimos tiempos aún hay varios atentados que permanecen sin esclarecer en la provincia de Vizcaya, como el artefacto que explotó el 16 de enero de 2009 en Hernani (Guipúzcoa). Un mes después, el 9 de febrero se produjo un ataque contra la sede del PSE en la localidad guipuzcoana de Lazkao.

La última vez que la Guardia Civil logró la desarticulación de un comando de legales fue el pasado 1 de marzo cuando detuvo en Vizcaya a los cuatro integrantes del 'Comando Otazua' de ETA, autores de algunos de los atentados más relevantes de la banda en los últimos años.

Tras sus detenciones confesaron cerca de una docena de acciones en cinco comunidades autónomas, incluido el asesinato del Inspector de la Policía Antonio Eduardo Puelles en junio de 2009 en Arrigorriaga (Vizcaya).

Con el arresto de estas dos personas en Legorreta, asciende a 40 el número de detenidos por su relación con la banda desde el alto el fuego, 20 en España y otros 20 en Francia. Este operativo se produce después de que este domingo las autoridades francesas arrestasen en el centro de Francia a Itziar Moreno y Oier Gómez.

  • 1