La Guardia Civil detiene a otro miembro del clan acusado de robos en Estepa

Se trata de un joven de 24 años, identificado como J.M.B.J. que forzó la puerta de entrada de una vivienda que se encontraba desocupada en ese momento.

el 15 jul 2014 / 12:57 h.

La Guardia Civil ha detenido a otro miembro del clan acusado por  los vecinos de Estepa (Sevilla) de numerosos robos en la localidad,  de manera que ya son cuatro los integrantes del clan de 'los  chorizos' detenidos por el Instituto Armado en los últimos diez días,  según han informado a Europa Press fuentes de la investigación. estepa-incendio-03En este sentido, las mismas fuentes consultadas han precisado que  fue este mismo lunes cuando los agentes de la Benemérita detuvieron a  un joven de 24 años de edad, identificado como J.M.B.J. y miembro del  clan, después de que forzara la puerta de entrada de una vivienda  ubicada en el número 31 de la calle Cuesta de Estepa que se  encontraba desocupada en ese momento. Según las fuentes, el joven accedió a la vivienda por el patio,  por lo que hasta el lugar de los hechos se desplazaron dos patrullas  de la Guardia Civil que finalmente consiguieron que el joven  abandonara el inmueble por su parte trasera, siendo detenido por dos  delitos de usurpación de vivienda y desobediencia a agente de la  autoridad. Al parecer, el joven ahora detenido ya había ocupado esta misma  vivienda con anterioridad. Asimismo, la Guardia Civil imputó el pasado día 12 del presente  mes de julio a una joven de 27 años, perteneciente también al mismo  clan de 'los chorizos' e identificada como S.T.J., después de que  lograra ocupar ilegalmente una vivienda en la calle Virgen de Fátima  del municipio de Marchena. Esta joven, que iba a acompañada por unas hija y una sobrina  menores de edad, habría logrado entrar en dicho inmueble tras golpear  reiteradamente la puerta hasta que la misma cedió, han precisado las  fuentes consultadas, que han detallado que finalmente la Guardia  Civil le imputó un delito de usurpación de vivienda. La imputada relató a los agentes que "venía de Estepa" y que su  intención ahora era trasladarse a la localidad cordobesa de Puente  Genil, donde aseguró tener familia. MAS DETENIDOS DEL CLAN. Hay que recordar que la Guardia Civil ya detuvo el día 6 a tres  integrantes del clan de 'Los chorizos' cuyas viviendas fueron  asaltadas por los vecinos de Estepa el pasado día 5, dos de los  cuales, tras comparecer ante un juez de Sevilla, ingresaron en  prisión por un delito de robo en casa habitada. Fue en la tarde del pasado día 6 cuando la Guardia Civil detuvo en  la A-92 a la altura de la barriada sevillana de Los Pajaritos a tres  miembros del clan, todo ello después de haberlos identificados  inicialmente en la localidad cordobesa de Puente Genil, municipio del  que se marcharon voluntariamente. Los detenidos fueron dos hombres y una mujer, aunque esta última  no tenía relación con los robos y fue detenida conduciendo un  vehículo Audi A-3 sin contar con puntos en su carné de conducir,  hechos por los que la Guardia Civil la dejó en libertad con cargos  imputada por un delito contra la seguridad vial. SORPRENDIDOS CON OBJETOS ROBADOS EN UNA FURGONETA Junto a dicho Audi A-3 viajaba una furgoneta con miembros del clan  de 'Los chorizos' en su interior que también fue interceptada cargada  de objetos robados, en concreto un frigorífico, un sofá, varios  colchones y dos muebles pequeños. Finalmente, la Guardia Civil detuvo a dos hombres que viajaban en  dicha furgoneta tras comprobar que los objetos fueron robados en una  vivienda de campo ubicada en el término municipal de Estepa el día 5,  mismo día de la concentración no autorizada llevada a cabo por los  vecinos. Tras comparecer ante el juez, ambos fueron enviados a prisión sin  fianza por un delito de robo en casa habitada. La Guardia Civil ha imputado además a 22 vecinos de la localidad  sevillana de Estepa por su presunta participación en los incidentes  ocurridos el día 5 en el municipio, cuando entre 300 y 400 vecinos  participaron en una concentración no autorizada para protestar contra  los robos que habría cometido un clan de etnia gitana, concentración  que concluyó con la quema y destrozos en siete viviendas de estas  familias. Los 22 vecinos imputados quedaron en libertad con cargos por tres  delitos de desórdenes públicos, daños y resistencia y desobediencia a  agente de la autoridad.

  • 1