La Guardia Civil interroga a 20 imputados por el caso Almogía

Los agentes investigan 15 denuncias del Seprona que el Consistorio no tramitó.

el 21 oct 2009 / 18:46 h.

Un coche de la Policía apostado ante el Ayuntamiento de Almogía.

El intenso martes vivido en Almogía (Málaga), con 12 horas de registros, papeleo y comprobaciones en el Ayuntamiento y la Casa de la Cultura, permitió ayer a la Guardia Civil llamar a declarar como imputadas hasta a 20 personas -entre ellas concejales y funcionarios municipales- por su presunta implicación en delitos contra la ordenación del territorio, prevaricación y tráfico de influencias.

Según informaron fuentes del Instituto Armado, se les pedirán cuentas en una primera fase por 15 expedientes urbanísticos en los que se han detectado irregularidades; el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil estaba revisando las denuncias que su oficina había realizado por construcciones ilegales en suelo rústico no urbanizable en la provincia de Málaga cuando detectó que "al menos 15" de estas denuncias, referidas a Almogía, "no habían sido debidamente tramitadas por los responsables municipales", lo que puede suponer un delito de prevaricación. A ello se sumarían los lógicos delitos de ordenación del territorio de los que ya alertaba el Instituto Armado y uno más, el de tráfico de influencias, ya que varios de estos expedientes implicarían a familiares de miembros de la actual corporación municipal.

La Guardia Civil insiste en que están en una fase "preliminar" y que se pueden encontrar "más expedientes conflictivos". Tampoco es "descartable" la ampliación de las acusaciones -por delitos de cohecho, falsedad y alteración del precio de las cosas-, así como a otros municipios. De hecho, una agrupación de 40 agentes lleva meses inspeccionando la provincia. Ya ha pasado por 20 pueblos, todos de la letra a -se está haciendo por orden alfabético-, de ahí que "no se descarten" actuaciones similares "y en breve" en otras localidades.

De momento, ayer ya quedó libre con cargos un policía local de Almogía imputado por este escándalo. La Guardia Civil le tomó declaración y decidió no encarcelarlo, porque entiende que no hay riesgo de fuga ni de que destruya pruebas del caso. Entre otras cuestiones, se le preguntó si ha podido usar su cargo para agilizar expedientes municipales y si conoce la causa por la que no se han demolido algunas edificaciones ilegales en suelo donde no podía haber ladrillos.

Se espera que hoy se siga tomando declaración a los imputados en la Comandancia de Málaga, a los que se preguntará básicamente por qué no se aplicaban los expedientes sancionadores y cómo se regía el importe de las multas del consistorio.

  • 1