Local

La Guardia Civil pide ayuda para buscar pederastas en la red

Un video en el que aparece una menor de 11 años sufriendo abusos sexuales y la denuncia de un ciudadano que se lo descargó por error han servido para que la Guardia Civil detenga a 26 personas por delito de pederastía y distribuya la foto de tres agresores a los que se reconoce en dicho video.

el 15 sep 2009 / 00:24 h.

TAGS:

Un video en el que aparece una menor de 11 años sufriendo abusos sexuales y la denuncia de un ciudadano que se lo descargó por error han servido para que la Guardia Civil detenga a 26 personas por delito de pederastía y distribuya la foto de tres agresores a los que se reconoce en dicho video.

La Unidad de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil colgó en la página web del Cuerpo distintas fotografías de tres pederastas que aparecen en vídeos distribuidos a través de Internet en los que se abusa sexualmente de menores.

Los agentes piden a los ciudadanos que remitan cualquier información sobre estos individuos a la dirección de correo electrónico delitostelematicos@guardiacivil.org para su localización y detención.

Las imágenes pertenecen a tres varones y se acompañan del lugar de dónde podrían proceder: Latinoamérica, Norteamérica y Europa del Este. Fuentes de la Unidad de Delitos Telemáticos explicaron que estos individuos aparecen en las grabaciones abusando sexualmente de niños menores de 12 años.

Operación policial. Las fotografías han sido obtenidas en el transcurso de la multitud de investigaciones que siguen los agentes en su rastreo de actividades delictivas en la red.

Habitualmente en este tipo de delito, los adultos que abusan de menores no dejan ver su rostro en las grabaciones y el hecho de que estos tres pederastas lo hicieran ha obligado los agentes a distribuir las fotografías para intentar su localización y "evitar la sensación de impunidad" que tienen estos delincuentes, según fuentes de la Guardia Civil.

Durante esta última operación conjunta, los Mossos d'Esquadra, la Guardia Civil y la Ertzaintza han detenido en toda España a 26 hombres por descargarse por Internet una grabación del abuso sexual de un hombre adulto a una niña de once años.

La investigación se inició por los Mossos después de que un particular denunciara la existencia de dicho video al descargarselo por error a través del programa infrmático de intercambio de archivos e-mule por llevar éste el título de una conocida película francesa.

La operación se saldó con 43 registros domiciliarios y dos de los detenidos en prisión por la gran cantidad de material pedófilo que se halló en sus casas y ordenadores.

La Policía catalana ha hecho públicos, colgándolos en su página web 'gencat.cat/mossos', dos de los fotogramas de la grabación en los que se puede ver perfectamente la parte superior del tronco y la cara del agresor mirando a la cámara de vídeo.

El individuo, probablemente de origen anglosajón, según la Policía, tiene entre 40 y 50 años, el cabello castaño e importantes entradas y aparece con el torso al desnudo.

El desconocido todavía no ha sido detenido y se sospecha que se encuentra en el extranjero, ya que la grabación probablemente tuvo lugar fuera de España, por lo que también se informó a la Interpol.

Aún se desconoce la identidad de la menor que aparece en el vídeo.

A partir de la denuncia de este vecino de Barcelona, la Unidad Central de Delitos Informáticos de los Mossos se puso a investigar y detectó otros usuarios que se habían descargado la película conscientes de que se trataba de pornografía infantil. Buena parte de estos consumidores-distribuidores estaban en el resto de España, por lo que se avisó a la Guardia Civil y a la Ertzaintza para su colaboración.

En buena parte de los registros se encontró la citada grabación, pero también se hallaron varios CD, DVD y discos duros con otros contenidos pedófilos. Ahora, la Policía debe ocuparse de analizar la gran cantidad de material incautado, por lo que se podrían producir nuevas detenciones.

No existe un perfil concreto de los usuarios de este tipo de contenidos ni de los detenidos en esta operación, ya que son de orígenes y condiciones muy distintas, aunque entre los detenidos se encuentran algunos médicos y profesores.

Este tipo de archivos es muy difícil de eliminar, ya que no están 'colgados' en un servidor, sino que cada usuario que lo tiene y lo comparte en programas de intercambio de archivos se convierte en distribuidor.

  • 1