Local

La jueza Alaya amplía la investigación de ‘Madeja’ a dos nuevas empresas

La Guardia Civil registró ayer las sedes de las entidades Suministros Agrícolas y Explotaciones Agrícolas Villaflor. Los agentes tomaron declaración a los cinco detenidos y hoy esperan poder pasarlos a disposición judicial.

el 17 dic 2013 / 13:54 h.

TAGS:

La jueza Mercedes Alaya ha dado un paso más en la denominada operación Madeja, en la que se indaga el supuesto cobro de dádivas a cambio de contratos municipales, ampliando la investigación a dos empresas más, Suministros Agrícolas y Explotaciones Agrícolas Villaflor, cuyas sedes fueron registradas ayer por la Guardia Civil. Los agentes continuaron ayer con las pesquisas después de que el lunes, de forma precipitada tras un error de la jueza Mercedes Alaya, registraran la empresa Fitonovo y la Delegación municipal de Parque y Jardines y detuvieran a cinco personas e imputaran a otras dos, una de ellas un cargo de confianza del alcalde, Juan Ignacio Zoido. La Unidad Central Operativa (UCO) retomó en la mañana de ayer los registros, revisando las sedes de Suministros Agrícolas, situada en La Rinconada, y Explotaciones Agrícolas Villaflor, en la carretera de Isla Menor, en Dos Hermanas. Dos empresas que por primera vez aparecen en la investigación cuya primera fase se desarrolló en el mes de julio y que se saldó con la detención del exdirector de Vía Pública y exasesor socialista Domingo Enrique Castaño; su mujer, la abogada Ana María Vaquero; del administrador de Fitonovo, Rafael González Palomo; y del exadministrador de Fiverde Ángel Manuel Acedo. Además, fueron imputadas la mujer del primero, Pilar Baró, y el responsable de una gestoría que le llevaba las cuentas a Fitonovo. El lunes, los agentes detenían a cinco personas, a las que ayer estuvieron tomando declaración durante toda la jornada. Entre los detenidos se encuentra el hijo del dueño Fitonovo, José Antonio González Baró, y el director comercial de la firma. Además, según fuentes de la investigación, también están bajo arresto dos funcionarios del Ayuntamiento y un empresario ajeno a Fitonovo. Las mismas fuentes indicaron que se espera que a lo largo de la jornada de hoy se pueda poner a los cincos a disposición judicial, para que presten declaración ante la titular del Juzgado de Instrucción 6. No obstante, los agentes tienen hasta las ocho de la mañana del jueves para llevarlos ante la jueza, en caso de que las diligencias que tienen que practicar así lo requieran. Además, hay dos personas imputadas, una de ellas el que fuera hasta el lunes director general de Parques y Jardines y exconcejal popular Joaquín Peña, destituido nada más conocerse que su despacho estaba siendo registrado. De hecho, los agentes están trabajando a contrarreloj, pues en un principio esta segunda fase no estaba previsto que fuera abordada ahora. Sin embargo, la jueza cometió el error de notificar a las partes en el auto de ampliación del secreto de sumario con datos que no debían estar incluidos, lo que hizo que hubiera que adelantar los registros y las detenciones. En el documento, se explicaba que se han obtenido “datos importantes” para la investigación, gracias a las escuchas telefónicas realizadas a funcionarios y empresarios, una revelación que ponía en peligro el trabajo realizado hasta ahora. Por ello, la jueza llamó el domingo a la Guardia Civil para montar esta segunda fase en 24 horas. Ante esta situación, la magistrada ordenó registrar de nuevo la sede de Fitonovo, ya se hizo en julio, y los despachos de Peña; del jefe de servicio de Parques y Jardines, José Antonio Amores; su adjunto, Javier Gómez; y del responsable de mantenimiento del parque de María Luisa, Francisco Luis Huertas. La operación Madeja se inició a raíz de una investigación sobre el patrimonio de Castaño en el seno de la causa por la venta irregular de los suelos de Mercasevilla. La Guardia Civil detectó entonces que el exalto cargo pudo recibir dádivas a cambio de otorgar contratos de mantenimiento Fitonovo y Fiverde. Tras ser detenido, Castaño ingresó en prisión, aunque salió un mes después tras pagar 60.000 euros de fianza. Por su parte, el administrador de Fitonovo puso en la pista de una posible financiación ilegal del PSOE al reconocer que entregó a Castaño 30.000 euros y que éste le dijo que era el partido. Una práctica irregular que ahora salpica a un alto cargo del PP La operación Madeja era una ramificación del caso Mercasevilla que, pese a que la Fiscalía ya tenía abierta una investigación, denunció el PP. El lunes se conocía un alto cargo popular estaba implicado en esta trama de posibles cobros irregulares a cambio de contratos municipales, lo que hacía peligrar la estrategia política seguida por el PP, apoyada en gran parte en sus denuncias para destapar la “corrupción” del anterior gobierno. La destitución de Joaquín Peña, hasta entonces hombre de confianza del alcalde, Juan Ignacio Zoido, y director general de Parques y Jardines no se hizo esperar. Peña, que incluso fue concejal del PP en el anterior mandato, está imputado, aunque no fue detenido, y su despacho fue uno de los que ayer registró la Guardia Civil. Zoido convocó una Junta de Gobierno Local de manera urgente para decretar el cese de Peña, cuya imputación pone, además, en duda que realmente tras este caso exista una financiación ilegal del PSOE como cree la jueza, basándose en la declaración de uno de los imputados. No obstante, Zoido no cerró las puertas a Peña si finalmente resulta ser inocente.

  • 1