Local

La Guardia Civil se incauta de 70.000 piezas de bisutería falsificada en Sevilla

La Guardia Civil se ha incautado de 70.000 piezas de bisutería falsificada en una nave de Sevilla, que se habían fabricado en China en imitación de las registradas por una joyería sevillana.

el 15 sep 2009 / 07:01 h.

TAGS:

La Guardia Civil se ha incautado de 70.000 piezas de bisutería falsificada en una nave de Sevilla, que se habían fabricado en China en imitación de las registradas por una joyería sevillana y que se estaban vendiendo "muy por debajo de su precio".

La operación ha sido desarrollada por el Equipo contra la Delincuencia Organizada, que han detenido a una ciudadana de origen chino por un delito contra la propiedad industrial.

Un comunicado de la Guardia Civil informa de que tuvo conocimiento de los hechos al presentar denuncia en dependencias policiales el administrador de una empresa sevillana creadora y fabricante de bisutería, según la cual estaba copiando sus modelos una empresa situada en el mismo polígono industrial donde se encuentra la firma denunciante.

La Guardia Civil realizó gestiones en el local comercial y comprobó la veracidad de los hechos denunciados, por lo que llevó a cabo una inspección en el almacén objeto de la denuncia.

Los agentes, acompañados de un perito, inspeccionaron el almacén, que curiosamente copiaba la decoración y distribución interior de la empresa denunciante, según la nota.

La inspección duró doce horas y la Guardia Civil se incautó de 128 cajas de cartón con 69.500 pendientes, pulseras y collares falsificados.

Por estos hechos, a la ciudadana de origen chino S.Z., de 35 años, se le imputó un delito contra la propiedad industrial.

Las 21 patentes copiadas habían sido diseñadas por una empresa sevillana con veinte años de antigüedad, que manufactura sus productos íntegramente en España.

Las piezas falsificadas se vendían a 2 y 3 euros, mientras que los originales se comercializan entre 10 y 20 euros, precisa la Guardia Civil.

Según la empresa denunciante, sus productos, a diferencia de los falsificados, están realizados con materiales de calidad y cumplen la normativa de la Unión Europea.

Sin embargo los productos de origen chino están fabricados con materiales de peor calidad, usan plástico en vez de metacrilato, cristal o nácar, algunos están hechos con níquel y otros materiales totalmente prohibidos por la normativa europea y además no son antialérgicos.

  • 1