Deportes

La guerra civil entre el club y los ultras, a punto de estallar

El consejo anunciará mañana medidas;  Biris Norte avisa de que no lograrán acabar con el grupo.

el 16 jul 2012 / 20:02 h.

Los altercados protagonizados por un grupo de ultras sevillistas tras el amistoso que el Sevilla disputó el viernes ante la Roteña siguen trayendo cola. El club ya ha anunciado medidas contra los violentos, mientras que el grupo Biris Norte ha asegurado que va a luchar por erradicar a los que se escudan en la mítica peña sevillista para usar la violencia.

Al poco de que se produjeran los incidentes en el Arturo Puntas Vela, la entidad ya emitió una nota oficial de repulsa a lo sucedido -en la que en ningún momento nombró específicamente a la peña Biris Norte- y anunció medidas para acabar con los violentos que actúan enarbolando el nombre del Sevilla. De momento, el club ha suspendido hasta nueva orden la renovación de los abonos en la grada baja del Gol Norte y ha anunciado que el consejo de administración se reunirá mañana miércoles para estudiar las medidas a tomar.

De hecho, las cámaras de televisión captaron la imagen del propio presidente José María del Nido y su patente indignación por las peleas producidas en el mismo estadio roteño.

Este hecho se ha sumado a otros episodios violentos provocados por algunos aficionados sevillistas y a las continuas multas que recibe el club por la exhibición de bengalas o el estallido de petardos, una circunstancia que produjo en la fase final de la pasada temporada el apercibimiento de cierre del estadio, aunque éste ha quedado en nada producto de la amnistía otorgada por Ángel María Villar con motivo de la consecución de la Eurocopa por parte de la selección nacional.

Sin embargo, en otras ocasiones el club ha sido ‘cómplice' de algunas acciones -no violentas- llevadas a cabo desde Gol Norte. El último ejemplo fue el de la protesta por el horario del partido de la pasada campaña ante el Levante. Desde la grada se lanzaron miles de pelotas de tenis y el club dispuso con antelación un amplio dispositivo para recogerlas en el menor tiempo posible, de lo que se desprende que conocían que se iba a realizar tal protesta.

Incluso, otras directivas como la de Rafael Carrión realizó descuentos a la hora de adquirir el abono de temporada a los sevillistas que presentaran el carnet de pertenencia a la peña Biris Norte. Sin embargo, el consejo de Del Nido sí actuó cuando en la temporada 2002/03 hubo graves incidentes en el derbi ante el Real Betis, con la agresión de un guarda de seguridad con una muleta. A partir de la siguiente temporada, la ‘Grada Joven' -el descuento a socios de entre 21 y 24 años- pasó del Gol Norte a la Tribuna Alta de Fondo.

¿Una guerra perdida? La respuesta desde el seno de Biris Norte no se ha hecho esperar. Ayer, uno de los portavoces del grupo anunció en Onda Cero que "se tomarán medidas para echar a los violentos de la peña" y aseguró que "si Del Nido quiere echar a los Biris del Sánchez Pizjuán tiene la guerra perdida". De hecho, el grupo valorará en un comunicado que insertará el próximo jueves en su página web las medidas que tomará el club.

El germen del desencuentro entre la peña y el club data ya de hace algunos años. El grupo condenó el hecho de que se utilizaran algunas de sus leyendas -UltrasSFC, 1975 o sus tifos- para comercializar artículos sin su autorización y sin que vieran dinero alguno por ello. El enfrentamiento está servido.

  • 1