jueves, 15 noviembre 2018
01:40
, última actualización
Local

La ‘guerra’ de la cerveza y la caída del consumo reducen la cuota de Heineken

La zona Sur, principal mercado para Cruzcampo, es la que registra el mayor descenso de ventas de ‘rubia’. La presión ejercida por el líder, Mahou-San Miguel, y por la tercera, Damm, presionan a la cervecera sevillana

el 15 ago 2013 / 23:31 h.

TAGS:

  • Danos tu opinión sobre esta noticia en nuestra página de Facebook.
  Es la guerra. Crisis económica y un verano menos caluroso de lo habitual hicieron que cayera el consumo de cerveza en 2012, y ambos parámetros, poco dinero en el bolsillo y temperaturas livianas, se repiten para el año en curso, que tampoco será bueno para la industria cervecera. El descenso del pasado ejercicio fue especialmente intenso en el Sur, el principal mercado de Heineken España, empresa propietaria de la sevillanísima marca Cruzcampo, y no sólo se distanció del líder, el grupo Mahou-San Miguel, sino que, trago a trago, la tercera compañía del ranking nacional comienza a pisarle los talones: Damm. SEVILLA. TIRADOR DE CERVEZA CRUZCAMPO. En concreto, el Sur peninsular, área que componen Andalucía, Extremadura, Ceuta y Melilla, contabilizó en 2012 una distribución de 7,26 millones de hectolitros de cerveza, un 4,1 por ciento menos que en 2011. Se trata del mayor recorte de las siete zonas en que Cerveceros de España, que aglutina a la inmensa mayoría de la industria nacional, divide el mercado español, e incluso una de ellas, la que agrupa el Noroeste y Baleares, registró un ligero aumento. Este último caso, según apunta esa asociación, se justificaría por el crecimiento en la afluencia de turistas –la regla es muy simple: cuantos más visitantes, más consumo, y cuanto más calor, más se bebe–. Sin embargo, las estadísticas también hablaban de una gran campaña turística en Andalucía, y aun así las ventas de la rubia disminuyeron. Este menor consumo sureño, la inferior caída en áreas tradicionales de la competencia y la pujanza de los rivales en Andalucía constituirían las claves de la pérdida de posiciones de Heineken España, que posee su sede social en Sevilla y en su cartera comercial tiene las marcas Heineken, Cruzcampo, El Águila Amstel, Shandy, Buckler, Cruz del Sur, Sol o Kaliber, entre muchas otras. Una cuarta razón habría que añadir: el incremento de la marca blanca de cerveza, esto es, con etiquetas propias de supermercados e hipermercados. La producción de Heineken fue el año pasado de 9,80 millones de hectolitros, un 2,19 por ciento inferior a 2011;la de Mahou-San Miguel disminuyó un 2,46 por ciento, hasta 12,27 millones; y la de Damm bajó un 1,55 por ciento, a 8,23 millones. El resto de las cerveceras nacionales se coloca a gran distancia de las tres grandes por tener unos mercados más locales o regionales, como Hijos de Rivera (Estrella Galicia), con 1,23 millones de hectolitros, la Compañía Cervecera de Canarias (Dorada es su principal marca), con 0,84 millones, y La Zaragozana (Ámbar es su principal referencia), con 0,59 millones de hectolitros. En conjunto, la producción española se quedó en 33 millones de hectolitros –no está incluida la comercialización de cerveza extranjera–, tras apuntarse un descenso anual del 2 por ciento, que la citada asociación de empresas atribuye al “mantenimiento de la adversa coyuntura económica”. El 9,2 por ciento fue rubia sin alcohol, similar al registro del año anterior. Desde que arrancara esta crisis económica –2008 sería el primer ejercicio completo– la venta de cerveza en la zona Sur ha bajado el 5,7 por ciento, mientras que las de Heineken España han caído el 10,17 por ciento: 10,91 millones de hectolitros produjo en 2008. Sólo un año antes perdía su liderazgo nacional a manos del grupo Mahou-San Miguel debido a dos factores: el primero, la propia integración de San Miguel y Mahou y la posterior adquisición de la cervecera Alhambra; y el segundo, que la compañía sevillana terminó de vender los activos (fábricas y marcas) que se impusieron para autorizar la fusión de Cruzcampo y El Águila. Locales conjuntos para La Sureña y 100 Montaditos Las franquicias de restauración La Sureña y 100 Montaditos, ambas de la compañía Restalia, comienzan a unificarse en algunos locales de Sevilla, como los de la Alameda de Hércules y la calle Asunción.  Se trata de un nuevo concepto bautizado como Los Mercados de La Sureña, un mismo local, dos ofertas distintas, una con sus famosos cubos de cinco cervezas Mahou –una de las principales vías del grupo Mahou-San Miguel para competir con Cruzcampo, líder en el mercado local–, y la otra con una amplia variedad para comer barato. No habrá una fusión en todos los establecimientos, según aclaran en la empresa. Restalia cuenta con 32 establecimientos en Sevilla y 81 en el conjunto de Andalucía, con más de 1.400 puestos de trabajo en la comunidad generados por la red de franquicias del grupo. “Andalucía ha sido y seguirá siendo una región estratégica para el grupo Restalia”, agregan las fuentes. A Mahou La Sureña le permite sobre todo volumen de ventas en la espumosa guerra de la cerveza que se libra en Sevilla, en la que Damm también pelea fuerte, en especial en locales de comida rápida y extranjera, nuevos conceptos de gastrobar y pizzerías.

  • 1