Local

La guerra, guerra es

el 03 nov 2011 / 12:05 h.

TAGS:

Definitivamente, las guerras se han pasado a la modernidad. No se sabe bien si el tapete para mover ejércitos se encuentra en los países típicos de conflictos o si, directamente, estas peleas se trasladan al campo de batalla de las compañías, para ver quién se lleva el cetro anual en este género. La franquicia Battlefield vuelve con más fuerza que nunca y avanza en su empeño de ofrecer un modo campaña diferente y que, además, pueda competir con títulos que ya están en el mercado o a los que se esté esperando en próximas fechas. Una guerra que repite una fórmula que nunca falla y con el arquetipo clásico en sus protagonistas -EEUU, Rusia y países de Oriente Medio-.

Pero Dice ha dado un giro con respecto a anteriores títulos de la saga y se adentra, como su competidor, en un terreno más cinematográfico a modo de flashback para hacer más intenso y jugable el modo campaña del juego.

También la compañía ha hipotecado su seña de identidad de utilizar espacios más abiertos y ha optado por la fórmula del pasilleo que tan buenos resultados da a corto plazo, pero ha coartado en exceso la libertad de movimientos de los amantes de esta bélica franquicia. Las escenas de cuerpo a cuerpo también se incorporan a la jugabilidad con un resultado impactante. Dice ha conseguido romper con el pasado haciendo una campaña que se antoja corta pero intensa y con una curva de dificultad que se encasquilla a una escala fuera de lo acostumbrado.

Pero la base fuerte del juego es su modo online. El multijugador ha sido santo y seña de esta franquicia con mapas extensos y fuera de lo normal. Battlefield 3 sigue apostando por unos mapas amplios que incluso cansan hasta que se dispara por primera vez. Unos desplazamientos que obligan a utilizar vehículos terrestres como tanques y jeep por tierra, o bien utilizar aviones y helicópteros en los mapas aéreos. Unos vehículos que pueden llevar a más de un jugador y desplazar a los compañeros a la zona de conflicto. Un aspecto a tener en cuenta es la elección del perfil de soldado que se quiere.

El jugador podrá elegir entre las cuatro clases de soldado y entrará directamente en contienda en uno de los dos bandos, con el objetivo de ganar bases e izar la bandera. Cada uno tiene su cometido dentro del campo de batalla y solo cuando se suba de nivel se tendrá acceso a mejores contenidos para seguir luchando entre los sesenta y cuatro usuarios que soporta el juego.

Con el estreno del motor gráfico Frostbite 2, la belleza de los escenarios se ha garantizado y se ha tenido una simulación casi perfecta de los entornos del juego. Los bandos han encontrado el mejor tapiz donde intercambiar todo su arsenal con unos efectos de iluminación y unas texturas maravillosas que alcanzan un realismo visual alucinante.
DICE y Electronic Arts han puesto las credenciales de Battlefield 3 encima de la mesa, a la espera de ver qué ofrece Activision con su MW3. Las tareas están hechas para que el jugador disfrute de la variedad de intensidad jugable que muestra el título.

  • 1