miércoles, 24 abril 2019
17:40
, última actualización
Local

La Haya medita cómo juzgar a Karadzic tras otro plantón

El juicio continuó ayer a pesar de la ausencia del ex líder serbobosnio

el 27 oct 2009 / 20:56 h.

TAGS:


El juicio al ex líder serbobosnio Radovan Karadzic continuó ayer en el Tribunal Penal Internacional para la Antigua Yugoslavia (TPIY), a pesar de la ausencia del acusado, si bien los jueces anunciaron al término de la sesión que decidirán sobre la marcha del proceso el martes cuando terminen las alegaciones de la fiscalía.
Este tribunal, que desaparecerá en 2013, quiere evitar que el proceso se alargue varios años y que Karadzic pueda quedar impune por la disolución del tribunal que debe juzgarlo


El juez que preside el caso, O-Gon Kwon, explicó ayer al finalizar la vista que, si el acusado mantiene su ausencia, el martes por la tarde se escucharán las aportaciones de la fiscalía y de la defensa y se decidirá sobre el caso. El magistrado señaló varios supuestos de cómo podría seguir el proceso judicial, incluido el de asignar a Karadzic un abogado defensor y el tiempo que éste necesitaría para preparar la defensa del ex líder serbobosnio.


Los jueces decidieron el pasado lunes aplazar un día la apertura del juicio con las alegaciones de los fiscales, a la espera de que Karadzic reconsiderase su postura y se personara en la jornada de ayer en la sala. Por su parte, el equipo de asesores de Karadzic indicó que le parece "injusto" que los fiscales iniciasen sus alegatos en ausencia del acusado. La Fiscalía terminará de presentar sus alegaciones el próximo lunes y, en teoría, correspondería a Karadzic hacer lo propio el martes.


El ex líder serbobosnio, que en septiembre pedía diez meses más para preparar su defensa, recibirá las transcripciones de la vista del lunes y martes para estar informado de lo que ocurre en la sala.


Mando supremo. Durante la sesión de ayer, el fiscal Alan Tieger presentó a Karadzic como un "mando supremo" en los Balcanes que ejercía su poder de forma autoritaria y que tenía como último objetivo la creación de un "Estado serbio único". También señaló que el objetivo de la guerra civil en Bosnia era la "limpieza étnica" para que los serbios controlasen el territorio. Usando mapas, vídeos y sobre todo transcripciones de conversaciones telefónicas de Karadzic, el fiscal Tieger dibujó el mapa político de la ex Yugoslavia durante la década de los 90 del siglo XX.


Mantuvo que Karadzic, que fue presidente de los serbios de Bosnia entre 1992 y 1996, ejercía el poder de forma jerárquica hasta el punto de que "él era el Gobierno". "El Gobierno es mío y soy yo el responsable de que funcione", citó el fiscal de una conversación telefónica de Karadzic a principios de su mandato. También dijo que Karadzic consideraba que "no podía haber tolerancia" con los musulmanes de Bosnia. Sobre el asedio de Sarajevo, la fiscalía mantuvo que la campaña estaba "centralizada militarmente" y que durante la misma se "disparaba a niños mientras que jugaban en el patio del colegio, a gente en los tranvías, a personas que iban a por agua o a los asistentes a funerales".


Karadzic está acusado de crímenes de guerra, lesa humanidad y genocidio ocurridos durante la guerra de Bosnia (1992-1995). Concretamente, los cargos de genocidio se refieren a la muerte en 1995 de unos 8.000 musulmanes varones en al ciudad bosnia de Srebrenica y a las 12.000 víctimas civiles del asedio de Sarajevo.


El TPIY, que tiene que cerrar sus puertas en 2013, quiere evitar que el juicio a Karadzic se convierta en un macroproceso como el de Milosevic, que duró cuatro años y finalmente no se terminó a causa de la repentina muerte, en marzo de 2006, del ex presidente yugoslavo en su celda a causa de un infarto.

  • 1