jueves, 13 diciembre 2018
07:52
, última actualización
Local

"La herencia ha permitido a Zoido dormitar un año"

El portavoz de IU, Antonio Rodrigo Torrijos, critica cuando está a punto de cumplirse el año de las elecciones el gobierno de Zoido y defiende el balance del mandato anterior.

el 17 may 2012 / 22:22 h.

TAGS:

El portavoz municipal de IU, Antonio Rodrigo Torrijos, se apoya en la fachada principal de la sede del Ayuntamiento de Sevilla en la Plaza Nueva.

-Ha pasado casi un año desde la llegada de Zoido a la Alcaldía, ¿qué ha cambiado en Sevilla?
-La Sevilla que legó el gobierno anterior a los sevillanos ha sido profundamente modificada. La ciudad ha sufrido una involución, que denomino la estrategia del cangrejo. El gobierno de este año está ausente de iniciativas y presenta una involución en el ámbito social, económica, fiscal y político. Es, en definitiva, una vuelta atrás.

-¿Dónde ve esa involución?
-Hay un abandono de estrategias que hacían la ciudad más habitable. La desaparición del Plan Centro sin alternativa o el abandono de la Oficina de la Bicicleta y las apuestas por la peatonalización ha llevado a un retroceso a favor del caos, la doble fila y de su excelencia en el coche privado. Ha habido un cambio social con la desaparición de la VPO, que fue seña de identidad. A eso suma el cambio en la política fiscal que se sitúa en el plan de ajuste, con aumento de jornada, reducción de salarios e incremento progresivo de la fiscalidad en un 3% durante 10 años. Pero sobre todo hay una involución terrible en el empleo.

-¿Qué puede hacer el Ayuntamiento sin apenas competencias en la creación de empleo?
-No haremos como Zoido, que acusó al gobierno anterior en exclusiva del desempleo, porque sabemos que hay pocas competencias. Pero algo podría haber hecho el que se declaró alcalde del empleo. Zoido llegó con 72.000 parados y ahora hay un 19% más. Tiene paralizadas escuelas taller y talleres de empleo alegando una financiación de la Junta que no llega; el programa Redes, que lleva meses de retraso... No hay ni una iniciativa concreta que el gobierno haya establecido para paliar o reconducir la situación en materia de empleo. Ni siquiera la Mesa del Empleo, que ha sido todo fotos.

-¿Qué habrían hecho en su lugar en materia de empleo?
-Habríamos desarrollado medidas paliativas desde lo local. Tendríamos a punto el bonobús solidario, cosa que el gobierno actual no lo tiene, y pelearía con el Estado y la Junta para aumentar las políticas de formación para la inserción laboral y dotaría de contenidos los cinco centros de formación construídos. Pero sobre todo, hubiera planteado una línea defendida desde la oposición desde los primeros plenos, cuando propusimos un plan de choque para contratar a estas personas que se han quedado sin prestaciones.

-El PP le responde que por qué no lo hizo IU en el gobierno.
-La crisis ha tenido sus fases y la realidad de que un sector social importante de Sevilla se haya quedado sin prestaciones no se había producido antes, cuando estábamos en el gobierno. Pero se niegan con esa respuesta. A mi no me habría temblado el pulso a la hora de poner en marcha el plan de choque, pero la deriva económica no era tan dramática.

-Hablando de pasado, ¿cómo valora que Zoido justifique su balance a la herencia recibida?
-Ya es triste que Zoido diga que no ha podido hacer más, cuando un año antes dijo que lo iba a hacer todo. Y se escuda en la herencia recibida. Pues es la siguiente: 7.000 VPO, nuevos centros de salud, centros cívicos y deportivos, 140 kilómetros de carriles bici... Zoido plantea la herencia en sentido peyorativo, que se le desmonta primero porque esa herencia que le dejamos es la que le ha permitido dormitar este año. Hasta la herencia financiera es un fraude. Se hizo una campaña de que la deuda era insostenible y ahora hay 29 millones para la SE-35 y un millón para Santa Catalina. ¿Donde estaba ese dinero?

-Pero reconocerá que gestionan con menos recursos.
-Claro que sí y hay una concatenación de factores políticos para ello. El Gobierno central anterior impulsó el Proteja, y los planes 5000 y 8.000, que aprovechamos y ahora Rajoy no tiene políticas de crecimiento. Pero eso no excluye de que establezcan una jerarquía de prioridades cuyo centro sea el ser humano. Teníamos más recursos, pero también teníamos claras las prioridades. Ellos también, pero son las del urbanismo especulativo, como hacer parkings en la Encarnación y la Alameda, que están ligadas a la venta de la comisaría de la Gavidia. Prioricemos en planes de empleo y abandonemos otras políticas. Lo digo con ironía pero ante la gran realidad del paro, el Ayuntamiento ha respondido con la Operación Talento y los dodotis para los caballos.

-Dijo en el pleno que haría lo posible para parar el proyecto del parking de la Alameda, ¿hasta donde está dispuesto a llegar?
-Esa frase escandalizó a alguna gente. Desde la alianza social de la plataforma creada, haremos lo posible desde el ámbito administrativo y jurídico. También intentaré utilizar la nueva realidad de la Junta para que se impida un planteamiento ilegal, porque el PGOU tiene determinado que no se pueden hacer aparcamientos en el casco histórico. Tenga IU influencia o no en estas competencias, yo voy a intentar que el gobierno andaluz interprete bien que hacer aparcamientos rotatorios en el casco histórico rompe un modelo de ciudad amén de que quiebra la legalidad vigente del PGOU.

-Con este primer año, ¿ve cierto desgaste del gobierno actual y un reconocimiento de lo que se había realizado antes?
-El reconocimiento de la labor del gobierno anterior todavía va a tardar cierto tiempo. Veo indicios, pero necesita más asentamiento de la política de Zoido para que la ciudadanía perciba que el gobierno anterior sí transformó la ciudad. Ahí están las setas, que se ha convertido en polo turístico, cultural, social y hasta reivindicativo. Este palomar en el que está la oposición se ha convertido en un muro de las lamentaciones de la Sevilla real. La gente pide a IU que acentue su trabajo y todos coinciden en un sentir, que es que los han engañado.

-¿Y se ha restablecido la imagen de IU durante este año?
-Ha habido una campaña para satanizar la imagen de varias personas, entre las que me incluyo, y eso también tardará un tiempo.

-¿Aún pesa su imputación?
-De ese tema prefiero no hablar.

-¿Le preocupa que el pacto en la Junta dañe a IU en Sevilla?
-El miedo al desgaste no me preocupa, porque para eso vamos. Yo no quiero ganar el cielo, yo quiero ganar la tierra. Otra cosa es que se haga bien o se haga mal. Nosotros entramos en el gobierno de sevilla en 2003 y yo creo que se nos recordará por muchas cosas.

-¿Está cómodo con los recortes anunciados por Griñán?
-Mi opinión la daré en mi ejecutiva tanto en el partido, pero la modificación de un compromiso electoral como mínimo necesita una amplia pedagogía. La política de recortes no estaba en nuestro proyecto y eso genera dificultades de comprensión.

-¿Cómo afecta esta política al Metro o la Ciudad de la Justicia?
-Yo no era más listo al decir que el Metro o la Ciudad de la Justicia eran debates placebo. Es tan ingente la inversión que toda disputa es estéril. Pero en un contexto como este hay que establecer prioridades. Zoido sabía que mentía cuando dijo de construir las líneas del Metro a la vez.

  • 1