Local

La Hermandad de la Veracruz de El Viso estrena sede

La Hermandad de la Veracruz de El Viso del Alcor goza ya de casa de hermandad. Se trata de un precioso edificio de dos plantas y 400 metros cuadrados construidos en la céntrica calle Hondilla.

el 14 sep 2009 / 21:19 h.

TAGS:

La Hermandad de la Veracruz de El Viso del Alcor goza ya de casa de hermandad. Se trata de un precioso edificio de dos plantas y 400 metros cuadrados construidos en la céntrica calle Hondilla, recientemente bendecido por el cardenal de Sevilla, Carlos Amigo Vallejo, en una visita al pueblo.

Lo hizo en un multitudinario acto y tras oficiar misa en la Iglesia de Santa María del Alcor, en cuya homilía proclamó la función que ante todas debe inspirar a la nueva sede: "Ser escuela de amor fraterno y hospital donde curar las heridas de la amistad".

Tras el oficio, en el que la Virgen del Rosario, titular de la cofradía, fue impuesta con la Medalla de Oro de la Villa por su alcalde, Manuel García (PSOE), la comitiva se desplazó a pie hasta la cercana casa de hermandad, no sin antes recibir sus imágenes ante el altar mayor los presentes que les brindaron las restantes cofradías del municipio.

El cardenal cumplió con el ritual de la ablución ante unos integrantes en pleno fervor emocional, prueba del cual fueron las palabras pronunciadas por el hermano mayor del colectivo, Juan Manuel Sánchez Bonilla, cuando enfatizó la importancia de "contar por fin con una sede donde guardar unos enseres que antes teníamos repartidos y programar un calendario de actos continuo a lo largo de todo el año".

En su consecución se han invertido la friolera de 15 años de denostados esfuerzos de los hermanos, que finalmente han merecido la pena. Sobre un proyecto del arquitecto Manuel Sutil de la Peña, la constructora Constralgar se encargó de las obras. Predominan en su estética su acabado marmóreo en los tonos blancos y verdosos del interior, frente al blanco y ocre del ladrillo visto de su fachada, rematada con una cruz sobre su espadaña. Llama también la atención el ave maría que cobija en un vano, así como la antigua campana inglesa de abadía que incorpora, adquirida en un mercadillo británico. Su interior se descompone en una magnífica sala a modo de museo (en cuyas vitrinas se exhibe el utillaje cofrade), dos oficinas, una sala de obras de caridad, otra de juntas, el vestidor y el archivo, entre otras dependencias conectadas por una monumental escalera.

  • 1