Local

La hermandad del Rocío de Dos Hermanas concluye los actos de sus bodas de platino

Es la decimosexta filial más antigua de las que peregrinan cada primavera hasta la aldea almonteña

el 03 oct 2009 / 17:04 h.

TAGS:

La hermandad del Rocío de Dos Hermanas saldrá hoy desde la Veracruz hasta la calle Alcoba, donde está la casa de hermandad. Habrá una misa, y luego el simpecado volverá a su altar de la parroquia Santa María Magdalena. Será el punto final de la celebración del 75 aniversario del colectivo.

Un año muy intenso, cargado de eventos, han tenido los rocieros de Dos Hermanas con la celebración de estas bodas de platino de la creación de la corporación. Es la decimosexta en antigüedad de las 106 que cada año peregrinan a la aldea de Almonte (Huelva) para presentarse ante la Blanca Paloma.

El hermano mayor, Jesús Torres, explica que la idea de la junta de gobierno durante todo este año de programación para conmemorar la efeméride es "homenajear y recordar a todas aquellas personas que hicieron posible que nosotros estemos aquí ahora". Para él, está siendo un año con "vivencias emotivas".

La corporación fue creciendo con el tiempo hasta alcanzar los 1.600 hermanos de estos momentos. Esta elevada cifra la hace ser muy respetada cuando se unen al resto de colectivos. Sin embargo, reconoce que en "el pueblo" no se le da tanta importancia como fuera de él.

El hermano mayor comenta que cada uno de los miembros habrá tenido un recuerdo especial para la gente que los introdujo en la devoción por la Virgen del Rocío. Él, particularmente, está teniendo muy presente durante cada uno de los actos organizados a su padre, José Torres, que fue el hermano mayor encargado de organizar la celebración del 50 aniversario. Ya fallecido, no ha podido ver cómo está trabajando su hijo. Éste hubiera deseado también que viviera su hermano Francisco Torres, que murió en 1985, a la edad de 10 años, por lo que "ahora tendría 35 y hubiera estado con nosotros ayudándonos". Está convencido de que para él "hubiera sido un gran apoyo en los momentos de presión". Por ello, lamenta estas pérdidas para su familia y para una devoción arraigada: "Estoy seguro de que hubiera sido hermano, porque le gustaba la romería más que a mí".

  • 1