La Hermandad Matriz desea que Aznalcázar "dé marcha atrás"

No cree que "el Ayuntamiento vaya a devolver los 3.000 euros de la fianza a las hermandades".

el 23 feb 2015 / 17:55 h.

El presidente de la Hermandad Matriz de Almonte (Huelva), Juan Ignacio Reales, ha mostrado su deseo este lunes de que el Ayuntamiento de Aznalcázar (Sevilla) retire la ordenanza sobre el pago de una fianza impuesta a las hermandades rocieras que pasen por la localidad en la peregrinación, y ha dejado claro que si no, "buscarán otros caminos alternativos, que hay muchos". No obstante, ha añadido que no cree que "el Ayuntamiento vaya a devolver los 3.000 euros de la fianza a las hermandades" aunque no hayan causado ningún daño, considerándolo "un dinero difícil de recuperar". En declaraciones a Europa Press, después de que el Ayuntamiento del municipio haya mostrado su sorpresa por la decisión "unánime" de la Comisión de Hermandades de Sevilla de no pasar por la localidad, ha precisado que "llevan un año dándole vueltas a esta ordenanza". De hecho, ha remarcado que "cada vehículo tendrá que pagar una tasa de 25 euros por sestear o pernoctar", tildando de "inaudita" la citada ordenanza, que "obliga a pagar una fianza por pasar por caminos públicos". De igual modo, asegura que a "esta situación se llega por culpa de la decisión de la alcaldesa del municipio, Dolores Escalona", por tanto, ha remarcado que le gustaría que ésta "diese marcha atrás" porque, aunque asegura que "las hermandades son las más respetuosas del mundo con el medio ambiente, cualquiera puede ir por libre y hacer un daño, que no tiene por qué pagar la hermandad". "Los rocieros quieren la normalidad para llegar al Rocío pero no están dispuestos a pagar esta fianza y van a buscar otros caminos", ha asegurado Reales, quien ha lamentado que si esta ordenanza sigue adelante, estampas únicas, como el paso de las hermandades por el vado de Quema, "se perderán" porque "si quiere hacer caja con el Rocío, las hermandades no van a pasar por allí". Por su parte, fuentes municipales han informado a Europa Press de que esta decisión les ha sorprendido ya que "incluso durante los últimos días algunas hermandades han visitado el municipio y el Consistorio, y nadie había interpuesto queja alguna". Igualmente, la alcaldesa del municipio, Dolores Escalona, ha avisado a través de un comunicado de la "mala interpretación" que se está realizando de la Ordenanza Fiscal reguladora de Uso Público y Aprovechamiento Forestales, aprobada en Pleno con mayoría, donde se recogen las tasas a aplicar para diversos usos del monte, entre ellos "la pernocta o el sesteo de las hermandades".

  • 1