lunes, 25 marzo 2019
17:31
, última actualización
Local

La Hispalense acusa a Wert de difamar

El rector Antonio Ramírez de Arellano le acusa de lanzar "mensajes distorsionados" con el fin de controlar "la única isla de libertad que queda".

el 17 abr 2012 / 14:47 h.

TAGS:

La Universidad de Sevilla se planta. Tras las críticas del ministro de Educación, José Ignacio Wert, al sistema público de universidades, achacándole inasumibles tasas de abandono, fracaso y mala gestión , el rector de la Hispalense, Antonio Ramírez de Arellano, ha pronunciado en la entrega de los Premios Fama un duro discurso de réplica al ministro. Arellano acusó a Wert de estar lanzando "mensajes distorsionados, poco rigurosos y para denigrar" a las universidades. Esto, según el rector, "solo" se explica desde el "desconocimiento absoluto" o como un intento de "poder controlar la universidad, la única isla de libertad que queda". "Parece que disfrutan hablando mal del país", sostuvo el rector ante un auditorio repleto de profesores, catedráticos e investigadores de reconocido prestigio. 

El rector de la Universidad de Sevilla también critica la idea que proyectó el ministro Wert sobre el profesorado universitario en la comparecencia en la que anunció una reforma universitaria dentro de seis meses basada en el informe de una comisión de expertos "amigos", como señala Ramírez de Arellano. Para el flamante rector de la Hispalense "se ha menoscabado el prestigio" de los docentes al asegurar que la mayoría no tiene ni un sexenio vivo. "Se ignora que la mitad de los profesores son laborales y por tanto no pueden acceder a estos complementos", explica Ramírez de Arellano. 

Para la Universidad de Sevilla, el ministerio ha optado estos primeros cuatro meses por "evitar el contacto" con las universidades y se ha decantado por la "ofensa". No quiso, sin embargo, Ramírez de Arellano ser complaciente con lo existente. "Las universidades sabemos que tenemos que hacer mejor las cosas", pero, apostilla, negar el "colosal avance" de los últimos 30 años responde más bien a "una actitud hipercrítica sin fundamento".

El ministro Wert alegó en su defensa de una reforma universitaria la necesidad de conseguir incrementar la excelencia para que el sistema español aparezca entre las 150 mejores instituciones del mundo. "No se puede argumentar la calidad cuando se acaba de enterrar el proyecto de campus de excelencia internacional que nos ponía en la órbita", sentencia Ramírez de Arellano.

Por último, el rector de la Hispalense se queja de la ausencia de andaluces en la comisión de expertos creada por Wert para diseñar una reforma de la Universidad española. "Los andaluces ya estamos acostumbrados a que nos dejen fuera de todo", se lamenta. Y lanza un aviso: la subida de las tasas y la revisión de las becas puede hacer que las puertas de la Universidad se cierren para "muchos jóvenes con talento".

  • 1