martes, 26 marzo 2019
10:48
, última actualización
Local

La Hispalense sumará un centenar de catedráticos más este curso

El curso que arranca hoy en la Hispalense traerá para cerca de 200 docentes un aumento de sueldo y un ascenso en la carrera académica. Esto será posible gracias al compromiso de la Universidad de dotar de plaza a todo aquel que se acredite como titular o catedrático.

el 15 sep 2009 / 15:54 h.

TAGS:

El curso que arranca hoy en la Hispalense traerá para cerca de 200 docentes un aumento de sueldo y un ascenso en la carrera académica. Esto será posible gracias al compromiso de la Universidad de dotar de plaza a todo aquel que se acredite como titular o catedrático.

El nuevo equipo de Gobierno de la Hispalense se comprometió al ganar las elecciones a dotar de plaza a todo aquel profesor que consiguiese acreditarse en la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad (Aneca) bien como titular o como catedrático.

Hasta el momento, son 27 los que lo han logrado (14 como titulares universitarios y el resto, como catedráticos). Pero la Hispalense espera que en 2009 sean cerca de 200 los que consigan esta promoción y a los que, por tanto, habrá que darles la plaza prometida, según los datos facilitados por el Vicerrectorado de Profesorado. De estos 200, cerca de un centenar se convertirán en catedráticos y se sumarán a los 406 que ahora están en plantilla.

Además de la cualificación de la plantilla, objetivo compartido por los profesores y por el equipo rectoral de Joaquín Luque, los docentes lograrán una subida de sueldo que se reparte de la siguiente manera. El profesor titular mantendrá el sueldo base de un contratado doctor, algo más de 2.000 euros al mes, a los que añadirá a partir de su ascenso la cantidad correspondiente por quinquenios y sexenios. Por cada uno, 123,81 euros. En el caso del catedrático, su sueldo base pasará de los 2.424 euros mensuales a los 3.037 (613 más al mes). El coste de la medida no ha sido evaluado por la Hispalense, que, en cualquier caso, está convencida de que podrá afrontarla con garantías. Y si no, el propio rector se encargó el pasado sábado en su discurso oficial de apertura de curso de reclamar a la Junta que no dé un paso atrás y cumpla con el modelo de financiación pactado hasta 2011, del que dependen en buena parte no sólo las políticas de la Hispalense sino las de todas las universidades andaluzas.

No será ésta la única política de la Hispalense para promocionar a su capital humano. En las próximas semanas, la Universidad cerrará con el comité de empresa el llamado Plan de estabilización para los investigadores, una promesa electoral del rector Joaquín Luque. El citado proyecto consiste en que todos aquellos investigadores a los que ahora se les acaba la beca Ramón y Cajal, o similares, puedan optar a una plaza pública -un contrato indefinido-. Dicho de otro modo, la institución hispalense les ofrece estabilidad laboral después de cinco años, como mínimo, dedicados a la investigación y en los que la incertidumbre sobre su futuro profesional ha sido la tónica.

El presidente del comité de empresa del PDI, Juan Vázquez, calcula que en torno a 44 investigadores podrán beneficiarse de este plan de estabilidad en los próximos años. Este curso que viene serán una decena. Lo importante, recalca, no es el coste que este plan pueda tener para las arcas de la Hispalense, sino "el mensaje que estamos lanzando tanto de puertas para adentro como de puertas hacia fuera" y que no es otro que la "apuesta" de la Hispalense por la investigación de calidad.

  • 1