Local

La historia en la Avenida

Cuando Don Miguel de Unamuno se inventó el término intrahistoria lo hizo con la intención de distinguir la Historia oficial, que él comparaba con los titulares de prensa, de lo que ocurría igualmente en el mundo pero que no publicaban los periódicos.

el 15 sep 2009 / 22:05 h.

Cuando Don Miguel de Unamuno se inventó el término intrahistoria lo hizo con la intención de distinguir la Historia oficial, que él comparaba con los titulares de prensa, de lo que ocurría igualmente en el mundo pero que no publicaban los periódicos. La Historia oficial, aparte de reflejarse en éstos y en los manuales, también quedaba en la arquitectura, en los monumentos conmemorativos o en la pintura, en los lienzos que plasmaban la imagen de calles y plazas durante las grandes ocasiones y, de esta forma, lo que hoy es la Avenida de la Constitución tuvo sus momentos de gloria en solemnes entradas de monarcas y coloristas salidas de procesiones del Corpus Christi.

Que yo recuerde una fecha, la de la llegada a Sevilla de la reina Isabel II llevó a la vieja calle de los Genoveses a esa historia grande en dibujos sacados de los daguerrotipos de Charles Clifford, gracias una publicación periódica: la revista La Andalucía la mostraba engalanada con arcos y dispuesta a recibir a la Corte en el año 1862. En esas estampas había, más o menos, una hora de Historia de España, seguramente bastante menos del tiempo consumido entonces por el fotógrafo inglés en dejar impresas las placas.

El siglo XX rompió muchas barreras: llevó los sucesos de un extremo a otro del mundo, prolongó el arte a ámbitos insospechados y abrió hasta la vía pública los enclaves museísticos. A partir de hoy la Avenida sevillana de la Constitución, muestra más de un siglo de eventos locales, andaluces, nacionales y universales; son noticias grandes y pequeñas, tristes y alegres, sucesos entrañables y epopeyas. La exposición de las portadas con las que El Correo de Andalucía llegó diariamente a sus lectores durante 110 años es a la vez la Historia y la Intrahistoria de Don Miguel, unidas por el tiempo y el espacio.

Antonio Zoido es escritor e historiador

  • 1