viernes, 22 marzo 2019
08:45
, última actualización
Economía

La hucha gana peso

Sevilla es, con 1.739 euros por persona, la tercera provincia que menos dinero ahorra

el 02 nov 2009 / 21:27 h.

El ahorro no ha sido el punto fuerte de los españoles, sobre todo según la comunidad autónoma y provincia de la que se trate, pero sí que ha experimentado una tendencia clara en su evolución. Entre 2000 y 2007 -años previos al estallido de la crisis- las familias españolas dedicaron más dinero a consumir y menos a ahorrar, una circunstancia que dio un giro de 180 grados con el recrudecimiento de la coyuntura económica.

De este modo, la cuota de ahorro familiar bruto (que indica el porcentaje que se reserva frente a la renta familiar bruta disponible) ha mantenido una tónica de decrecimiento en los últimos años desde el 13,89% de 2001 hasta 2007, cuando se colocó en el 12,44%. Un año más tarde, en 2008, ya alcanzó el 15,08%.

Y a fecha de junio pasado, la tasa de ahorro familiar se situó en el 17,5% de la renta disponible, tras crecer en 6,5 puntos en los últimos doce meses. Ángel Laborda pronostica en su análisis que al cierre de 2009 esa tasa se elevará hasta el 18,9%. Es decir, prácticamente uno de cada cinco euros que ingresa una familia irá para la hucha. Es una de las conclusiones que se extrae de los Cuadernos de Información Económica de la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas).

Claro que los comportamientos, según provincia y región, son muy dispares. Y aquí Andalucía se sitúa en el furgón de cola. Un andaluz destinaba allá por el año 2000 al ahorro familiar 770 euros brutos de media. El año pasado logró guardar 1.880 euros, lo que supone multiplicar la cantidad por casi 2,5 veces, el mayor incremento registrado en toda España, ya que también partía de cotas muy inferiores.

En el caso de un sevillano, ha pasado de reservar 686 euros hace ocho años a 1.739 euros en 2008, cuantía que, pese a su avance, se coloca como la tercera más baja de todas las provincias españolas, sólo precedida por un menor ahorro de los granadinos (1.702 euros) y los 1.720 euros reservados por los gaditanos. Cantidades que contrastan con los 2.580 euros que se destinaron en España al ahorro en 2008, frente a los 1.563 euros de 2000.

De hecho, Andalucía es la comunidad autónoma que presenta el menor ahorro bruto familiar en términos absolutos, y la única que baja de la horquilla de los 2.000 euros por persona, de manera que este ahorro representa una cuota del 13,83% de la renta que tienen disponibles las familias, frente al 15,08% del conjunto nacional, reza el informe de Funcas. Sólo Madrid (12,77%), Asturias (13,47%) y Cantabria (13,48%), presentan cuotas inferiores a la del ahorro andaluz.

De vuelta al análisis de Laborda, éste explica que el año en curso cerrará con un "nuevo e intenso" aumento de la tasa de ahorro, que se logrará a costa de la caída en un 5,6% del consumo. Esto dará lugar a un crecimiento del 1,3% de la renta disponible. La consecuencia -ahonda- es que el ahorro aumentará casi un 50% elevando la tasa hasta el 18,9%, "la cifra más alta desde que se dispone de contabilidad nacional".

Ya para 2010, año en el que se esperan los primeros signos positivos en la economía española, pronostica una recuperación del consumo, lo que repercutiría en una pequeña caída del ahorro. Pero una de las causas que impedirá seguir con esa tendencia será el efecto que tendrá la subida de impuestos recogida en los Presupuestos Generales del Estado para 2010, que provocarán "un trasvase de recursos hacia el sector público", pero que afectará al ahorro y no al gasto de las familias españolas, precisa.

Para Laborda, "la falta de financiación y las cargas financieras de intereses se hicieron insoportables" para muchos hogares y empresas, lo que desembocó en una "fuerte contracción" del gasto privado y una "espectacular recuperación del ahorro", actualmente en máximos históricos.

IMPUESTOS. El impacto de la reforma del IRPF y el IVA es otro de los temas analizados por Funcas, que concluye que la recaudación esperada por el Gobierno se encuentra sobrevalorada en más de un 30%.

Así, calcula que se ingresarán 8.068 millones, 3.582 menos que los previstos por el Ejecutivo (11.650 millones).

Según el Gobierno, la eliminación de la deducción de 400 euros, el aumento de la tributación de las rentas de capital (del 18% al 19% para los primeros 6.000 euros y al 21% para el resto) y el incremento del IVA (el tipo general se eleva del 16% al 18% y el reducido del 7% al 8%) tendrá un impacto recaudatorio del 1,11% del PIB estimado para 2010, mientras que las cajas rebajan esta previsión al 0,77%.

Para Funcas, la eliminación de los 400 euros y el aumento de las rentas de capital supondrán unos ingresos extras de 4.209,5 millones, frente a los 5.340,5 millones calculados por el Gobierno, mientras que los Presupuestos sobreestiman el impacto en el IRPF en algo más de 1.131 millones, es decir, un 17%.

Por su parte, la recaudación por el aumento del IVA se situará en 2.700 millones anuales, con lo que la previsión del Ejecutivo de recaudar 5.150 millones de euros en 2010 parece "exagerada", ya que es más del doble de lo estimado por Funcas.

  • 1