Local

La huelga de comedores deja sin servicio a 1.800 escolares

La huelga de los empleados de la empresa Brassica Group por los impagos de las nóminas afecta a una veintena de centros en la provincias

el 08 ene 2013 / 14:07 h.

TAGS:

Alrededor de 1.800 niños se quedaron ayer sin comedor escolar por la huelga de los trabajadores de la empresa gaditana empresa Brassica Group , concesionaria de este servicio en 18 colegios sevillanos, que llevan tres meses sin cobrar sus nóminas pese a que, según confirmaron tanto los representantes de los trabajadores como la Junta, la Administración autonómica no mantiene deudas con esta empresa.

La huelga continúa hoy y la asamblea de trabajadores acordó ayer convocar un paro indefinido a partir del 21 de enero si se mantienen los impagos, según confirmó la delegada de personal, Isabel Contreras. Los colegios informaron a los padres con antelación para que "hasta nuevo aviso" recojan a los niños al terminar las clases.

Educación no ha planteado alternativas para cubrir el servicio de comedor durante estos días si bien la Consejería, a través de un comunicado, aseguró ayer que desde los servicios jurídicos "se están tomando todas las medidas legales para intentar restituir el servicio en los comedores". Los colegios afectados en la capital son Aníbal González, La Raza, Alfonso Grosso, Emilio Prados, Paulo Orosio, Martín de Gainza, Maestra Isabel Álvarez, Victoria Díez, San José de Palmete y el Ortiz de Zúñiga junto a dos centros de San Juan de Aznalfarache y seis de Camas. La empresa también trabaja en medio centenar de colegios de Cádiz, cuyos trabajadores también pararon ayer, y en otras provincias andaluzas.

Contreras explicó que en el caso de Sevilla la empresa adeuda las nóminas de octubre, noviembre y diciembre a las 120 trabajadoras entre monitoras, cocineras y el personal de la cocina de Bollullos donde se envasa la comida. El sueldo medio de las monitoras ronda los 240 o 270 euros al mes ya que su contrato es de dos horas diarias mientras que el de las cocineras es de 540 euros mensuales por cuatro horas al día.

El pasado 18 de diciembre, los trabajadores se reunieron con la dirección del ISE (ente de Infraestructuras y Servicios Educativos) de la consejería, que planteó la posibilidad de retirar la concesión del servicio de comedor a esta empresa si seguía sin pagar las nóminas, algo que se comprometió a hacer. Sin embargo, los trabajadores siguen sin cobrar y en la última reunión del Sercla el pasado 4 de enero antes del paro ésta se limitó a reiterar su intención de abonar las nóminas.

"Cuando empezamos con problemas, en abril, dijeron que la Junta no les pagaba pero ya esta vez han reconocido que la Junta no tiene deudas con ellos pero que no tienen liquidez porque los bancos no les dan créditos", explicó Contreras. Desde Educación insistieron en que "todas las facturas están al corriente de pago" y en que trabajan para "contribuir a buscar soluciones que permitan el normal funcionamiento de los comedores escolares", lamentando el "trastorno" a los padres e instando a la empresa a pagar a sus empleados. De momento, no hay alternativas concretas para cubrir el servicio si prospera el paro indefinido.

Mientras, ayer y hoy los padres deberán recoger a sus hijos antes. Ayer, varios centros tuvieron que llamar a algunos progenitores despistados que no acudieron al colegio tras acabar las clases, según confirmaron responsables de los colegios La Raza, Aníbal González o Emilio Prados.
En todos ellos, casi a las tres de la tarde todavía quedaban algunos niños por ser recogidos, pese a que antes de Navidad informaron por nota a los padres o a través de las Ampas y la página web. En la información a los padres se les emplaza a no dejar a los niños en el comedor "hasta nuevo aviso". Este periódico intentó sin éxico contactar con la empresa Brassica Group.

  • 1