Economía

La huelga de los controladores no será antes del 22 de agosto

Tras la ruptura de la negociación con AENA, cobra fuerza la convocatoria del paro

el 07 ago 2010 / 18:12 h.

Cabo y Cela el viernes, antes de pedir en Fomento la reunión con el ministro del ramo.

La posibilidad de una huelga de los controladores aéreos a partir del 22 de agosto ha cobrado fuerza tras la ruptura de las negociaciones con AENA, que se niega a reanudarlas mientras el sindicato no retire la amenaza de paro. El portavoz de la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA), Daniel Zamit, mostró ayer su confianza en que los representantes de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) convoquen otro encuentro mañana o el martes y añadió que si no fuera así, sería el jueves cuando el comité ejecutivo decidiría cuál es la posición ante el bloqueo de las negociaciones.

Si finalmente ese día se optara por la convocatoria de una huelga, ésta comenzaría como pronto el 22 de agosto, ya que el preaviso legal es de diez días.

Las negociaciones entre los representantes de AENA y de USCA quedaron rotas la noche del viernes al no aceptar este colectivo retirar la amenaza de convocar una huelga en agosto, a pesar de que ambas partes reconocieron que la posibilidad de llegar a un acuerdo estaba bastante avanzada.

Y en este contexto, ayer habló el Gobierno. La secretaria de Estado de Transportes, Concepción Gutiérrez, instó a los controladores a que acepten las últimas propuestas de la mesa negociadora del convenio o fijen el día y hora de la huelga, para poder determinar los servicios mínimos y garantizar la movilidad de los ciudadanos. En una breve rueda de prensa celebrada en Madrid, Gutiérrez dijo de la USCA que estaba instalada en "la cultura del chantaje" por intentar arrancar "privilegios" que perjudican al turismo, a la recuperación económica y a la ciudadanía.

La secretaria de Estado comentó que para alcanzar el acuerdo en el convenio, donde se dieron "avances significativos" el viernes, "es imprescindible" que USCA renuncie a convocar la huelga. Gutiérrez criticó a los controladores aéreos porque se les ha hecho una "oferta más que generosa" -un salario de 200.000 euros anuales- y "pretenden ganar más, trabajar menos y saltarse la ley" aprobada por el Gobierno, el Parlamento y refrendada por los jueces.

La secretaria de Estado achacó a los problemas internos del USCA la imposibilidad de suscribir un acuerdo, por lo que pidió que se reúna cuanto antes el comité ejecutivo de ese sindicato para que se sepa si aceptan las propuestas o van a la huelga, porque están perjudicando a la economía española y a su recuperación.

La responsable del Ministerio de Fomento indicó que la próxima semana se firmará el convenio de colaboración con el Ministerio de Defensa por el que se regulará la formación que recibirán los controladores militares que vayan a prestar servicios en aviación civil.

El secretario de comunicación de USCA, César Cabo, respondió a estas declaraciones. Así, comentó que en la negociación del convenio no están hablando de cuestiones salariales sino laborales. Cabo dijo, al contrario de lo expuesto por la secretaria de Estado: "No hemos despreciado un salario (anual) de 200.000 euros. Lo que rechazamos es que no se nos digan las horas de trabajo que debemos cumplir".

Insistió en que la situación actual que vive el colectivo de controladores se produce por "haber entrado a decretazos y mamporrazos" a establecer las condiciones laborales del sector, por la nefasta gestión de personal de AENA y por la falta de personal.

El secretario de comunicación añadió que la regulación del sector por medio de decretos sólo ha servido para corregir la mala gestión económica de AENA y para aproximar al caos al tráfico aéreo.

Cabo dijo que los "decretazos" han suprimido derechos laborales "con el falaz argumento de que este sector gana más que la media" e insistió en que en la negociación del convenio sólo se está hablando de condiciones laborales.

Agregó que los controladores quieren saber "cuándo tomar las vacaciones" y aproximar la jornada laboral -ahora fijada en 1.670 horas anuales, más 80 extras- a la media del sector en Europa, situada en unas 1.400 horas.

Los hoteleros barajan llevar ante el juez al colectivo 

La patronal hotelera Exceltur emprenderá "acciones legales" contra los controladores aéreos si no desisten de su intención de convocar huelga y no aceptan la propuesta de AENA de someter a arbitraje el conflicto. En un comunicado remitido ayer, la patronal hotelera indicó que en "en caso de no llegar a un acuerdo en las próximas horas", los controladores deberían aceptar el arbitraje y renunciar a la amenaza de huelga "que este colectivo a través de su sindicato USCA ha puesto sobre la mesa como instrumento inadmisible de negociación". 

  • 1