miércoles, 20 marzo 2019
22:35
, última actualización
Economía

La huelga del metal se enquista

La segunda jornada de paro por el bloqueo del convenio colectivo se salda con dos detenidos en un piquete en Alcalá de Guadaíra

el 28 oct 2009 / 21:24 h.

Cientos de trabajadores marcharon ayer hacia la sede de la patronal del metal, Fedeme, desde Montes Sierra.

La segunda jornada de huelga convocada por los trabajadores del metal para desbloquear la negociación del convenio colectivo, se saldó ayer con dos detenidos en Alcalá de Guadaíra y la habitual disparidad de cifras de seguimiento de sindicatos y patronal.

Así, si las organizaciones sindicales cifraron en un 90% el seguimiento del paro en la provincia, la patronal Fedeme lo rebajó al 6%, en una huelga que tuvo más repercusión en los polígonos industriales ubicados a las afueras de la capital.

La jornada arrancó con cortes de tráfico de los piquetes informativos en la A-4 y la A-92 a la altura de algunos polígonos, donde, según CCOO, el paro fue secundado por el 90% de los trabajadores. Dos participantes de uno de esos piquetes fueron detenidos en Alcalá por desórdenes públicos y uno de ellos, además, por atentado contra un agente de la autoridad, informaron a Europa Press fuentes de la Policía Nacional.

También se celebraron asambleas informativas en empresas matrices como Airbus Military, Renault y Astilleros y sus trabajadores instaron al desbloqueo del convenio provincial, explicó Juan Antonio Caravaca, secretario general de la federación del metal de CCOO Sevilla. Por su parte, el secretario provincial de Metal, Construcción y Afines (MCA) de UGT-Sevilla, Manuel Ponce, destacó la "elevadísima" participación, superior a la de la anterior movilización del pasado día 8.

Para la patronal los piquetes pretendían "un impacto mediático ante la indiferencia de los trabajadores a secundar los paros". Así, incidieron en que no tuvo repercusión en la provincia.

Los trabajadores marcharon desde Montes Sierra hasta la sede la Federación de Empresarios del Metal (Fedeme), donde mantuvieron un breve encuentro con sus representantes y acordaron reanudar el 5 de noviembre la negociación del convenio, que afecta a unos 25.000 trabajadores de Sevilla y su provincia.

La subida salarial es el principal escollo, ya que los sindicatos piden aumentos basados en el IPC previsto y la patronal ofrece revisiones vinculadas al IPC real de este año.

El paro se repitió en más provincias españolas, pero no andaluzas, ya que fue desconvocado en Málaga, Cádiz y Huelva tras llegar a un acuerdo con sus respectivas patronales provinciales.

  • 1