Local

La huelga general enfrenta a PSOE e IU dentro del Gobierno andaluz

Griñán dice que "ningún consejero hará huelga" e IU replica que ellos sí contribuirán al éxito del 14-N

el 07 nov 2012 / 12:20 h.

TAGS:

La huelga es un derecho fundamental para todos los trabajadores, pero ¿puede un consejero o un alto cargo político del Gobierno sumarse a un paro general de estas características? Es ante esa pregunta cuando el Gobierno andaluz se divide en dos posiciones.

De una parte, el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, que ayer volvió a dejar claro que “ningún consejero puede hacer huelga porque sus servicios mínimos son del cien por cien”. De otro lado Izquierda Unida, los socios en la Junta, con posiciones mucho menos matizadas, que advierten de que todos sus cargos públicos harán lo posible para contribuir a que el paro general convocado el 14 de noviembre sea un éxito.

El vicepresidente del Gobierno andaluz, Diego Valderas, volvió a dejar claro ayer que hará huelga “en la medida que sea imprescindible, necesario y urgente” y en el marco de unos servicios mínimos que él mismo se autoimpondrá. En una rueda de prensa celebrada en Cádiz antes de participar en un acto con militantes y sindicatos para llamar a la participación en el 14N, Valderas dejó sentado que su formación hace un llamamiento a sus cargos públicos y responsables políticos para que “se sitúen en el terreno de la acción directa con los sindicatos y con el foro y el frente social que respalda esta llamada de movilización”.

El presidente de la Junta no lo ve así. En un desayuno informativo organizado por Europa Press, en Madrid, Griñán comentó la intención de la consejera de Fomento y Vivienda, Elena Cortés (IU), de ir a la huelga, por coherencia, el próximo miércoles. Señaló que aunque un consejero pueda decir que hace huelga, en la práctica y al igual que ocurre con el presidente de la Junta, es un servidor público elegido por representación parlamentaria, por lo que sus servicios mínimos son “del cien por cien”. Griñán, que como ministro de Trabajo también sufrió una convocatoria de huelga, no valoró si el paro es oportuno pero sí subrayó que la reforma laboral es “un desastre, el mayor de los que hemos cometido en mucho tiempo”.

Poco después de esa afirmación, el portavoz parlamentario de IU en el Parlamento, José Antonio Castro, aseguró rotundo: “Todos los cargos públicos de IU van a contribuir de manera activa para que la huelga sea un éxito”. Castro ironizó sobre la polémica “de altura y de peso” que se está generando sobre este asunto y eludió comentar lo que había dicho Griñán: “Habrá que preguntárselo a él”.

Un boletín interno de IU animó hace varias semanas a sus cargos públicos a estar con los piquetes.  Esa posición fue corregida poco después por Castro, que ayer volvió a subrayar que habrá una participación activa de los responsables de IU, pero no tienen por qué estar en los piquetes. El PSOE se ha sumado por vez primera en esta ocasión a la modificación de la fecha del pleno del parlamento que coincide con el 14-N.

La  consejera de Fomento y Vivienda, Elena Cortés (IU), ha dicho abiertamente que para ella lo coherente es ir a la huelga  el próximo miércoles, 14 de noviembre.
Valderas también ha dejado caer que, como coordinador regional de IU, estará detrás de una pancarta. No se sabe exactamente como los tres consejeros de IU en la Junta compatibilizarán ese doble discurso de ir a la huelga y estar de servicios mínimos. Griñán y los consejeros socialistas, según informó el Gobierno, no estarán en las movilizaciones de los sindicatos.

  • 1