Local

La huella que no deja rastro

Medio Ambiente idea una herramienta para medir emisiones.

el 17 ene 2010 / 20:33 h.

TAGS:

Los ministros de Medio Ambiente de la UE, en la planta de energía solar de Abengoa, en su último acto tras la cumbre se Sevilla.
El compromiso de emitir menos CO2 a la atmósfera debe ser integral, del ciudadano de a pie al dueño de la multinacional. En esa dualidad se mueve la estrategia de cambio climático de la Consejería de Medio Ambiente , que acaba de crear una nueva herramienta, la Huella de Carbono, con la que se pretenden medir las emisiones, propiciando un mayor control y facilitando la toma de medidas que ayuden a frenar el cambio climático, del que el dióxido de carbono es uno de sus principales culpables.

Este instrumento es en realidad con compendio de parámetros por medir, muy sencillos y cotidianos, unas tablas comparativas para ajustarse a lo saludable y ambientalmente sostenible que se entregará a las empresas y municipios que se interesen de forma voluntaria -aunque quien firme sí se verá obligado a cumplir con el compromiso-. Ya hay nueve firmas implicadas y 460 municipios. A través de estos convenios, los responsables de las factorías o consistorios se comprometen a medir lo que ocurre en su entorno, revisar si se dan niveles dañinos, actuar para impedir que aumenten las emisiones y sensibilizar a sus trabajadores y población en la materia.

Sobre todo, la Huella de Carbono se orienta a las empresas ajenas al sector industrial (servicios, turismo, comercio, agricultura, alimentación, transporte y distribución...), que forman el "sector difuso" de emisiones en Andalucía y que, pese a tener mejor fama que las fábricas y sus chimeneas, son responsables de la mitad de los gases contaminantes que se liberan a la atmósfera. Estas empresas deberán hacer una auditoría anual que evalúe la emisión de su actividad y aplicar medidas de ahorro. La Junta no sólo obligará a este recorte, sino que contempla medidas compensatorias a las emisiones, como la reforestación de un entorno verde.

Sólo en 2008, la industria andaluza logró reducir sus emisiones de 33.447.038 toneladas de CO2 a 27.233.711, un 19% menos. Se espera que los datos de 2009 arrojen conclusiones similares.

  • 1