viernes, 14 diciembre 2018
08:08
, última actualización
Local

La Iglesia de Sevilla aumenta su presupuesto un 12% en 2011

Pide más aportaciones para atender el "dolor de las familias".

el 06 jun 2012 / 14:27 h.

TAGS:

El arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, ha señalado que el presupuesto total de la Archidiócesis en 2011 un total de 39.958.568 euros, lo que supone un 12,1 por ciento más que en 2010, cuando se alcanzaron los 35,6 millones, una cuantía de la que destina 8,2 millones para acciones "pastorales y asistenciales", según los usos apuntados en el informe presentado.

Así, subraya que Cáritas "no tiene una aportación suficiente, cuando hay tanto sufrimiento y dolor en las familias que han perdido ya incluso la esperanza" y pide "más aportaciones". Asenjo, que ha presentado estos datos junto a el ecónomo de la diócesis, Rafael Cano, y por el miembro del Consejo Diocesano de Asuntos Económicos Manuel Carrasco, ha dejado claro que se está haciendo un "enorme esfuerzo de transparencia porque no tiene nada que ocultar", contando con una "economía modesta y muchos voluntarios".

Además, subraya que la diócesis "no tiene créditos", aunque cuenta con "pocos" fondos de reserva, por lo que "no debe nada a nadie", y añade que la Iglesia sevillana aporta diez millones al fondo común diocesano, mientras que recibe cuatro millones, un aporte que se realiza para que puedan seguir en funcionamiento otras como la de Sigüenza o Guadix. Así, agradece la respuesta ciudadana ante las campañas de refinanciación de la Iglesia, ya que en 2011 con respecto a 2010 se ha crecido 1,1 puntos porcentuales, siendo el 44,18 por ciento de los contribuyentes sevillanos los que marcan la casilla de la declaración de la Renta en favor de la Iglesia, "una cifra que superaría el 55 por ciento si no se realizaran las declaraciones conjuntas y el 60 por ciento si se tiene en cuenta a todas las personas que no realizan la declaración porque no tienen esa obligación".

Así, se han contado con 323.840 declaraciones por 9,6 millones de euros. Afirma que estas cifras no se corresponden con el índice de participación en las actividades de la Iglesia, como la misa de los domingos, ya que "puede que haya no practicantes o que no tengan fe que valoren la acción que se realiza". Preguntado por si la Iglesia ha llevado a cabo recortes ante la actual crisis, Asenjo asegura que se han congelado los sueldos de los sacerdotes y que para atender las necesidades de los ciudadanos se ha dado permiso a determinadas parroquias para que puedan usar sus fondos, además de usar los de Cáritas, para prestar atención.

"Cáritas no tiene una aportación suficiente, cuando hay tanto sufrimiento y dolor en las familias que han perdido ya incluso la esperanza y necesitamos más aportaciones desde las parroquias", sentencia. Al hilo de esto, apunta a la situación de las viviendas ocupadas de San Lázaro, unos ocupantes que "no extrañaría que estuvieran recibiendo ayuda de alguna institución de la Iglesia, como la parroquia de San Jerónimo". Asenjo insta a las autoridades que sean "comprensivas con las personas que lo están pasando mal, no por gusto, sino por necesidad y por la coyuntura actual" y pide "una moratoria para que cuando haya trabajo paguen la de deuda contraída". "Todos tenemos que tener sentimientos de piedad y compasión, que es solidaridad y caridad verdadera", concluye.

Recursos extraordinarios

En este contexto económico, según explica Carrasco, la financiación ordinaria de la Iglesia en 2011, que suma 32,2 millones, se realiza a través de las aportaciones de los fieles (12,8 millones), colectas y donaciones; por ingresos del patrimonio (1,5 millones), que "no llega al cuatro por ciento", y a través del montante recibido con la marcación de la casilla que destina el 0,7 por ciento de la declaración tributaria del ciudadano a la Iglesia, un montante que se gestiona a través del fondo común diocesano y que cubre el 25 por ciento de las necesidades de la Iglesia, algo que dependerá del tamaño que dependerá de la organización, pudiendo cubrir desde el ocho al 50 por ciento.

Esta cantidad se ve complementada con más de 7,7 millones de euros de recursos extraordinarios provenientes de subvenciones (tres millones), parroquias construidas (2,7 millones) y otros dos millones de euros por "otros ingresos extraordinarios". Así, según el documento que recoge la información económica de este institución apunta a que en 2011 la "necesidad de financiación" ha sido de cero euros.

Unos 20 millones

Carrasco indica que estos fondos se usan para evangelización, construcción de templos, formación de religiosos, administración de sacramentos o para la actividad "asistencial y caritativa", además de para el sostenimiento de 260 parroquias. Así, la Archidiócesis cuenta con unos recursos de 14,69 millones, 12,2 millones para las parroquias y 9,4 millones para el Cabildo Catedral, mientras que asegura que destina a acciones "asistenciales", el 20 por ciento del total.

El presupuesto total para Cáritas es de 7,8 millones --5,9 para la Diocesana y 1,9 para las parroquiales--, más de 1,5 millones para la gestión de Manos Unidas y 700.000 euros de las fundaciones. Cabe señalar además que el informe detalla los empleos de los casi 40 millones, apuntando a 8,2 millones para acciones pastorales y asistenciales, casi seis millones para retribución del clero y 3,4 del personal seglar, 13 millones para aportaciones a los centros de formación -seminarios o colegios, entre otros-, 13 millones para conservación de edificios y gastos de funcionamiento y ocho millones para "empleos extraordinarios", como nuevos templos, programas de rehabilitación o convenios específicos, contando con una capacidad de financiación de 719.818 euros.

Por su parte, Cano ha puesto de manifiesto que para que la Iglesia cumpla con sus fines necesita "más recursos" e insta a marcar la casilla con la que elige destinar a este organismo parte de la declaración de la Renta, tras subrayar su apuesta por la "transparencia" en la información.

  • 1