Local

La igualdad retrocede ante la crisis

Parten de una situación de desventaja en un mercado laboral más inestable que nunca. Si quedarse embarazada o pedir una reducción de jornada siempre ha sido un riesgo para las trabajadoras, ahora las convierte en candidatas perfectas a engrosar el paro. Las costosas conquistas de la igualdad también están en crisis.

el 15 sep 2009 / 23:38 h.

TAGS:

Parten de una situación de desventaja en un mercado laboral más inestable que nunca. Si quedarse embarazada o pedir una reducción de jornada siempre ha sido un riesgo para las trabajadoras, ahora las convierte en candidatas perfectas a engrosar el paro. Las costosas conquistas de la igualdad también están en crisis.

Las abogadas de los servicios de defensa legal para mujeres de los sindicatos no dan abasto y vuelven a ver situaciones discriminatorias que, si bien no estaban erradicadas, resurgen aún con más fuerza. Sólo en el último año, 195 mujeres han acudido a estos servicios tras ser despedidas por quedarse embarazadas. Pero las discriminaciones no quedan ahí. Hasta el 80% de las 402 denuncias recibidas en 2008 fueron por conflictos laborales por maternidad y conciliación. "Muchas tienen que llegar a acuerdos de despido con las empresas porque les niegan la reducción de jornada o les imponen un horario que no les soluciona el cuidado de sus hijos. Nos han llegado algunas madres solteras o separadas temiendo que los servicios sociales les quiten a sus hijos porque no pueden cuidarlos", relata la secretaria de la Mujer de UGT-Andalucía, María Dolores Gavilán.

El hecho de que los sectores más afectados por la crisis fueran inicialmente actividades muy masculinizadas, tales como la construcción y la industria, provocó que en el último trimestre de 2008, por primera vez en diez años, en Andalucía hubiera más hombres desempleados (446.200) que mujeres (404.200 según datos de la EPA), y la situación se mantiene.

Sin embargo, la secretaria de la Mujer de CCOO-A, Antonia Martos, alerta de que los problemas ya están llegando a sectores feminizados como los servicios y recuerda que la tasa de paro femenina aún supera en casi 5 puntos la masculina.

Martos llama la atención sobre la especial problemática de las empleadas de hogar, donde predomina la economía irregular. "Es un círculo vicioso, la mujer se queda en paro y la economía familiar lo primero de lo que prescinde es de la empleada de hogar, que en muchos casos carece de contrato y no tiene derecho a paro".

Desde los sindicatos advierten que, sin el "ruido" que provocan los expedientes de regulación de empleo de las grandes empresas que dejan en la calle a miles de trabajadores, con las mujeres se está produciendo un "goteo continuo" de despidos en pequeñas empresas y "lo poco que se había logrado en igualdad, se está destruyendo".

La directora del Instituto Andaluz de la Mujer (que cumple ahora veinte años) Soledad Pérez, coincide con su diagnóstico y muestra su preocupación por "los malos usos y abusos que se están haciendo de la crisis". "Qué casualidad que incida en una población que debe ser más protegida porque aporta un valor social que es la natalidad", agrega. Pérez critica que se den mensajes contradictorios y mientras se alerta del envejecimiento de la población, se penalice laboralmente a las mujeres por tener hijos.

Subliminal. Muchas de las discriminaciones por género son "subliminales", según reconoce la consejera de Igualdad, Micaela Navarro. Es eso lo que permite la trampa de que en las relaciones de puestos de trabajo, limpiadora y peón de limpieza sean categorías distintas con diferente sueldo pero igual tarea.

Para evitar esas discriminaciones en los convenios, los agentes sociales y la Consejería de Empleo han elaborado una guía de recomendaciones para la negociación colectiva. Empleo también prepara incentivos para los ayuntamientos y empresas que ofrezcan servicios para atender a los hijos de sus empleados en horario no lectivo, la sustitución de hombres que compartan la baja maternal y la contratación de mujeres que se reincorporen al mercado laboral tras pasar unos años cuidando a sus hijos. El PP también presentará en el Parlamento una Proposición no de Ley contra la discriminación salarial.

  • 1