La II Feria Medieval de Tomares llena la localidad de visitantes

60 expositores, puestos de comida medieval, espectáculos de calle y numerosas actividades están teniendo lugar durante el fin de semana.

el 09 nov 2013 / 20:23 h.

La II Feria Medieval de la localidad sevillana de Tomares, que  finaliza este domingo, ha llenado la localidad de visitantes gracias  a los más de 60 expositores, puestos de comida medieval, espectáculos  de calle y numerosas actividades que están teniendo lugar durante el  fin de semana. feria-medieval-tomaresSegún un comunicado del Ayuntamiento, numerosos vecinos de la  localidad, de otros municipios del Aljarafe y de Sevilla capital se  han acercado a Tomares para llevar a cabo un viaje en el tiempo. De  esta forma, han aprovechado "un genuino mercado" que cuenta con más  de 60 expositores, puestos de comida medieval, exhibiciones con  águilas y halcones, espectáculos de fuego, conciertos, teatro y todo  tipo de personajes de la época. La Feria, que ha sido organizada por el Consistorio en  colaboración con la empresa Fusión Medieval fue en su primera edición  del año pasado "todo un éxito de público, atrayendo a miles de  visitantes de Tomares, Sevilla y todo el Aljarafe". Por ello, este  año, más grandes y muchas novedades, ha arrancado con éxito de  asistencia en las dos jornadas que lleva abierta al público. Todos los eventos se celebran en la avenida Blas Infante, junto  al centro de Tomares, que se ha convertido en una auténtica ciudad  medieval con todo tipo de adornos de la época (estandartes,  antorchas, banderas, gallardetes, pendones, escudos heráldicos,  toldos arlequinados o arpillera), y más de 60 puestos de mercaderes,  herreros, panaderos, orfebres, ceramistas, por donde pasean y animan  con su música los variopintos personajes del medievo desde  mercenarios, juglares, trovadores tocando música, bufones, princesas  medievales, hadas, elfos, druidas, malabaristas, titiriteros, faunos  y dragones. Se trata de una "gran puesta en escena que transportará a los  vecinos al medievo y adentrarse en las costumbres de la época". Un  auténtico poblado medieval, "calcado a la perfección, con zona  infantil, donde los niños tienen un gran protagonismo, y no les  faltan actividades y atracciones para ellos desde las concurridas  exhibiciones de aves rapaces hasta títeres y cuenta-cuentos para que  disfruten de las historias y leyendas de la época".

  • 1