Cultura

«La II Guerra Mundial fue una lección que todavía continúa»

"La ficción puede ofrecer un punto de justicia a la historia", afirma el escritor David Benioff. Ambientada en el Leningrado de 1941, Ciudad de ladrones toma como punto de partida su propio pasado familiar.

el 15 sep 2009 / 16:43 h.

"La ficción puede ofrecer un punto de justicia a la historia", afirma el escritor y guionista David Benioff (Los Ángeles, 1970). Ambientada en el Leningrado de 1941, Ciudad de ladrones (Seix Barral) es la ficción que el guionista de películas como Troya y X-Men ha creado tomando como punto de partida su propio pasado familiar.

Ambientada en plena eclosión de la Segunda Guerra Mundial, los protagonistas del nuevo libro de Benioff son dos chavales "aprisionados por los nazis que aceptan una misión casi imposible a cambio de una promesa de libertad", una aventura que los abuelos del autor le contaron casi al final de sus vidas tras toda una generación guardando el secreto, explica de forma literaria el propio autor.

Lev, un joven de 17 años que es detenido por saquear el cuerpo de un paracaidista alemán muerto, y Kolya, un soldado veinteañero acusado de deserción, reciben un encargo de encontrar y transportar por un Leningrado desolado doce huevos para el pastel de boda de la hija de un militar. Si lo logran, su recompensa será la vida. "La II Guerra Mundial fue una lección que todavía continúa para los estadounidenses. Aprendemos mucho sobre ella bajo el punto de vista de los vencedores, pero cuando empezamos a profundizar en los hechos, descubrimos visiones distintas y así se puede ofrecer un punto de justicia a la historia dentro de tu novela", subrayó Benioff.

El autor reveló que su novela está basada, sobre todo, en la amistad. "No tuve un hermano y de niño no tenía muchos amigos íntimos. Ésta incluso es una de las razones de haberme convertido en escritor", reveló el guionista, hoy convertido en uno de los más reputados (y mejor pagados) de todo Hollywood.

Ciudad de ladrones es la segunda novela publicada de Benioff, que logró el éxito en 2001, tras la publicación de La última hora. El libro, rechazado por más de 30 editoriales, tras ser publicado llamó la atención del laureado director Spike Lee, que invitó el escritor a hacer el guión de su adaptación cinematográfica, La última noche.

A partir de ese momento, Benioff se dio a conocer en el mundo de Hollywood. Por sus manos pasaron los guiones de Troya, X-Men y Cometas en el cielo. Actualmente, el escritor prepara la historia y diálogos de una película sobre la vida y muerte de Kurt Cobain. "Hago guiones de historias muy distintas, quizás para no aburrirme", bromeó. "Lo que pasa es que si un guionista empieza a trabajar en tramas similares, Hollywood te etiqueta, lo que limita tus opciones", explicó.

En el caso de que se llevase Ciudad de ladrones al cine, Benioff tiene muy claro que sería él mismo el director: "Yo inventé los personajes, ellos llevan mucho tiempo conmigo, ocho años nada menos. Serían rusos. Y claro, con esta idea, será difícil que se haga".

  • 1