Local

La imagen del Cristo de las Penas regresa a Almensilla tras su restauración

Se trata de una imagen de madera tallada y policromada realizada probablemente en la primera mitad del siglo XVI y que se conserva en la parroquia de Nuestra Señora de la Antigua

el 31 oct 2012 / 14:49 h.

TAGS:

La Consejería de Cultura y Deporte, a través del Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico (IAPH), ha concluido la intervención en una obra de gran valor cultural. Se trata del Cristo de las Penas, imagen de madera tallada y policromada realizada probablemente en la primera mitad del siglo XVI y que se conserva en la parroquia de Nuestra Señora de la Antigua de la localidad sevillana de Almensilla.

La imagen muestra una serie de características propias de la estética de los crucificados del gótico tardío de origen flamenco. Sin embargo hay algunos rasgos, como el uso de la técnica de paños mojados para la talla del sudario o el hecho de que aparezcan los dientes tallados, que relacionan la imagen con la tendencia hacia el naturalismo en la escultura sevillana del último tercio del siglo XVI. En unas fotografías de 1938 se observa que la imagen, con un aspecto muy semejante al actual, tenía una importante fisura en el torso. En cuanto a su historia material, son escasos los datos y consta únicamente una restauración realizada en 1998.

El estudio histórico de la imagen del Cristo de las Penas ha permitido identificar los valores culturales que tiene la obra. Este análisis ha sido importante para fijar los criterios de actuación. Junto con el valor artístico anteriormente citado, que sitúan el crucificado de Almensilla en el arranque del debate de la imagen religiosa como elemento de persuasión y propaganda, hemos de señalar el hecho de que la imagen conserva sus características morfológicas y estilísticas originales sin añadidos volumétricos ni pictóricos de importancia. La restauración ha supuesto una importante puesta en valor de la obra ya que son escasas las imágenes de esa época que se conservan sin alteraciones. Lo mismo se puede decir de su valor devocional, que se ha mantenido desde su ejecución.

Desde esta perspectiva, el proyecto ha insistido en garantizar una percepción permanente de estos valores y, al consolidar la materialidad de la imagen, permitir hacerlos colectivos a través de la exposición pública. La imagen del Cristo de las Penas se sometió a estudios analíticos previos siguiendo la secuencia metodológica establecida por el IAPH. Los resultados de estos estudios, determinantes para conocer el estado de conservación, permitieron realizar un diagnóstico de daños y posteriormente se elaboró la propuesta de actuación.

  • 1