miércoles, 23 enero 2019
18:56
, última actualización
Cultura

La Imperdible construirá su teatro en la torre de Torneo

La compañía renuncia al solar cedido en 2010, por el que pasaría el futuro puente, y recibirá el Cambio de Agujas y 2.400 metros de terreno colindante tras rechazar la Fábrica de Artillería.

el 09 mar 2015 / 12:00 h.

TAGS:

imperdible La compañía de teatro La Imperdible y el Ayuntamiento de la ciudad han llegado a un acuerdo para desbloquear la construcción del nuevo espacio escénico junto al río que lleva un lustro paralizado. Tras cinco años de retrasos y numerosos obstáculos administrativos, finalmente los promotores de esta iniciativa han renunciado al terreno municipal que en 2010 les cedieron en Torneo, junto a la pasarela de la Cartuja, a la vista de que el futuro puente que el consistorio quiere levantar sobre el río –con el rechazo de la Junta– podría tocar ese suelo. Además, el enfrentamiento político entre ambas administraciones podría dilatar cualquier solución allí, imposibilitando que empiecen las obras del recinto cultural. A cambio de este desistimiento, el gobierno local cederá a La Imperdible otro solar cercano, un poco más pequeño –2.400 metros cuadrados frente a los 2.700 de antes–, pero con un elemento que imprimirá un gran atractivo: la Caseta delCambio de Agujas, conocida como la torre de La Única, donde actualmente se encuentra la emisora ciudadana Radiópolis. Toda esta operación se aprobará hoy en el consejo de administración del Instituto de la Cultura y las Artes de Sevilla (ICAS). Primero se declarará extinguida la concesión demanial sobre el primer terreno municipal –situado entre la calle Torneo, el río, la estación de autobuses y la pasarela–. Luego, se otorgará otra concesión «en los mismos términos», es decir, gratuita y por un plazo de 50 años, sobre la parcela trapezoidal situada en el Paseo Juan Carlos I, junto al torreón. El PGOU califica esa finca como zona para equipamiento socio-cultural. La Caseta del Cambio de Agujas fue una instalación construida en 1928 para el control y variación de vías de los trenes de la antigua estación de Córdoba. Este pequeño pabellón exento, levantado en ladrillo visto y hierro, cuenta con tres alturas comunicadas por el exterior a través de una escalera metálica perimetral. En 1992 se rehabilitó y cambió su uso, pasando a funcionar como bar-discoteca, con una pista de baile exterior en el terreno que ahora acogerá un teatro. En 2005 se cerró este local y se realizó una nueva intervención, demoliendo la barra y los aseos exteriores. Se adaptó para darle usos de oficina, aunque su aprovechamiento está limitado al centro de emisiones de Radiópolis. El aspecto del edificio, además, no se encuentra en las mejores condiciones. Aunque Radiópolios da uso al interior de la torre, que está prácticamente vallada, lo cierto es que su aspecto exterior revela la falta de cuidados y conservación en este inmueble. / Manuel Gómez Aunque Radiópolios da uso al interior de la torre, que está prácticamente vallada, lo cierto es que su aspecto exterior revela la falta de cuidados y conservación en este inmueble. / Manuel Gómez Ahora La Imperdible deberá integrar La Única en su proyecto cultural, adaptando a este nuevo solar el diseño arquitectónico que ya había realizado pensando en la otra parcela. También tendrá que idear un uso complementario para la torre, teniendo en cuenta que está catalogada patrimonialmente y que cualquier edificio que se levante debe contemplar la cercanía del monasterio de la Cartuja. Para llegar a este acuerdo, la delegación de Cultura y la compañía llevan meses negociando, a fin de encontrar una alternativa al terreno cedido originalmente por el anterior equipo de gobierno.Con la llegada del PP alAyuntamiento y su propuesta de conectar la Cartuja con Torneo a través de un nuevo puente, que tocaba de lleno la parcela de La Imperdible, la nueva sala quedó paralizada. Aunque inicialmente se sopesó desplazar unos metros el futuro teatro, a otro espacio municipal, finalmente ambas partes comprendieron que insistir en esa zona hubiera paralizado todo durante años. El consistorio ofreció entonces dos opciones.La primera, entregar a la compañía una parte de la antigua Fábrica de Artillería, a fin de ir dándole uso y abriendo este gran complejo progresivamente. Sin embargo, su mal estado decantó la balanza hacia la búsqueda de otro solar. Entonces se pensó en el Cambio de Agujas, pabellón para el que en 2007 ya se anunció un proyecto empresarial-cultural que no salió adelante. Ahora queda por saber si Radiópolis tendrá encaje en el nuevo destino de la torre. También habrá que marcar nuevos plazos. De momento, la compañía seguirá programando en la sala del Duque. El Ayuntamiento además intercederá ante el Ministerio de Cultura para que se le otorgue otra prórroga a la subvención de 300.000 euros que le concedió en 2010 y que, si no se edifica el recinto, tendría que devolver.

  • 1