martes, 23 abril 2019
07:18
, última actualización
Local

La inauguración de la Línea 1 se retrasará al menos un mes

La puesta en servicio de la Línea 1 del Metro de Sevilla, anunciada para el 20 de diciembre, se va a retrasar "al menos" hasta el 20 de enero debido a la incidencia del pasado 26 de noviembre en las obras de la estación de Puerta de Jerez, donde se abrió un socavón por una filtración de agua.

el 15 sep 2009 / 19:18 h.

TAGS:

La puesta en servicio de la Línea 1 del Metro de Sevilla, anunciada para el 20 de diciembre, se va a retrasar "al menos" hasta el 20 de enero debido a la incidencia del pasado 26 de noviembre en las obras de la estación de Puerta de Jerez, donde se abrió un socavón por una filtración de agua.

Este retraso ha sido anunciado hoy en rueda de prensa por el consejero de Obras Públicas y Transportes, Luis García Garrido, y se basa en el informe entregado por la concesionaria Metro de Sevilla a la Consejería, que indica que esta incidencia tendrá una repercusión en la puesta en servicio del metro de "al menos un mes", a partir de la fecha del 20 de diciembre.

Según el consejero, se ha producido "un incidente no deseado por nadie" y, según los técnicos de Metro y de Ferrocarriles de la Junta, "no es posible poder resolverlo con la seguridad y garantías técnicas suficientes para el 20 de diciembre", por lo que hay que reprogramar las actuaciones para poder establecer una nueva fecha.

Ha afirmado que los trabajos técnicos necesarios para resolver este incidente en el tramo de Puerta de Jerez llevarán "al menos un mes" para la "limpieza y consolidación" de la zona afectada, que supone "menos del tercio de la estación", según ha precisado el presidente de la concesionaria Metro de Sevilla, Antonio Belmonte.

Tras indicar que ya ha informado al presidente de la Comisión de Obras Públicas del Parlamento, a los grupos y a los alcaldes de San Juan, Mairena, Dos Hermanas y Sevilla -los cuatro "lo han entendido perfectamente", ha dicho-, García Garrido ha afirmado que "hay que resolver el tratamiento de la Puerta de Jerez", donde se trabaja a 24 metros de profundidad, y "por las características del suelo y por este tipo de obra en el subsuelo, cuanto antes se resuelva mejor".

"A partir de ahí hay que reprogramar el calendario y la concesionaria nos dice que este asunto tendrá una influencia de al menos un mes", contando a partir de la fecha prevista del 20 de diciembre, para la puesta en servicio, ha insistido el consejero.

Ha recordado que, cuando anunciaron la fecha del día 20 de este mes, siempre dijeron que era "si no aparecía ningún inconveniente, y ha surgido un inconveniente que tiene suficiente peso".

También han reforzado los sondeos -en la línea hay 2.000 puntos de control, según Belmonte- en el entorno del socavón, que provocó el hundimiento de un quiosco y afectó a servicios de telefonía y otros ya repuestos, y García Garrido ha aseverado que "no detectan ninguna anomalía" en la zona, mientras siguen "con normalidad" las obras en el resto de la línea.

Sobre las causas, el presidente de Metro ha precisado que en una pantalla ha habido "una fisura con una carga de agua importante", se trabaja a 24 metros bajo tierra "con el Guadalquivir y el Tagarete rodeando la obra", y ante "un comportamiento anómalo", en la fase "más compleja", ha habido esa filtración que ha arrastrado material, "pero la pantalla estaba bien hecha".

Ha añadido que en la fisura ha podido influir la presión del agua y "la geología complicada" del terreno "por la situación del río".

El consejero ha añadido que las pantallas se van excavando desde la superficie, "ha llegado a la cota -24 y ha habido una filtración con consecuencias en la puesta en marcha del servicio, que ha sido el aporte de tierra, pero es una situación posible" en estas obras, donde "a medida que se va bajando" puede haber filtraciones que se van sellando.

Según el informe de Metro, entre otras actuaciones, el retraso se debe a la necesidad de limpieza de la estación pues la fisura ha arrastrado lodos, "material difícil de retirar" y que ha afectado "parcialmente a la zona donde se venía realizando la contrabóveda, debiendo ser retirado" antes de seguir estos trabajos.

El refuerzo de las pantallas, ya previsto según la concesionaria, se realizará con un forro de hormigón armado por el interior, además de seguir las inyecciones de hormigón y de que la contrabóveda de la estación tendrá 3 metros de canto y servirá también de refuerzo.

Según Belmonte, el volumen de metros cúbicos de tierra y lodos acumulados "no es mucho", aunque la dificultad radica en que están mezclados con agua, por lo que están empleando cal y añadiendo más agua para facilitar su retirada, y han tenido que cambiar el sistema extractor a bombas de fango, en vez de cintas transportadoras.

Además, García Garrido ha anunciado la apertura de un expediente informativo, habitual en estos casos, y que el informe de Metro de Sevilla también se enviará, además de a sus asesores técnicos, a la asesoría jurídica de la Consejería por si ha lugar a algún tipo de procedimiento sancionador.

  • 1