Local

La inauguración del metro queda en el aire

¿Echará a andar el Metro el 20 de diciembre? La Junta no contesta a la mayor incógnita generada por el socavón de ayer. La decisión la deja en manos de la concesionaria de la obra. Serán sus técnicos los que calibren el "peso" de este "incidente" en el discurrir de la línea 1 y den una fecha, atendiendo a la seguridad.
> Fotogalería

> Ver vídeo

el 15 sep 2009 / 18:58 h.

TAGS:

¿Echará a andar el Metro el 20 de diciembre? La Junta no contesta a la mayor incógnita generada por el socavón de ayer. La decisión la deja en manos de la concesionaria de la obra. Serán sus técnicos los que calibren el "peso" de este "incidente" en el discurrir de la línea 1 y den una fecha, atendiendo a la seguridad.

Era una pregunta de manual, pero se quedó sin respuesta. El consejero de Obras Públicas de la Junta, Luis García Garrido, se negó ayer a afirmar o negar un retraso en la apertura para los sevillanos de la línea 1 del Metro, prevista para el 20 de diciembre. La decisión, dijo en una multitudinaria rueda de prensa, la deberá tomar la empresa concesionaria de la obra. Sólo se actuará con el examen de sus técnicos.

Primero hay que revisar los daños causados por el socavón y "a partir de ahí se verá". Garrido se curó en salud y avisó de que la fecha del día 20 -puesta por la misma concesionaria, como la anterior, del 30 de septiembre, incumplida- era la prevista "si no había ningún incidente". Ahora ha habido de hecho un incidente, "pero no se sabe cuánta importante tiene". "Habrá que ver el peso que ha tenido.

Hasta ahora sabemos que ha tenido un efecto limitado en la estación y veremos lo que pasa fuera", insistió repetidamente el consejero. Si la concesionaria dice que es necesario "hacer retoques", se harán. Siempre "con la seguridad como un elemento fundamental del proceso. Hay que contar con las máximas garantías". Para tranquilizar sobre el avance de los trabajos, Garrido explicó que ayer, mientras se controlaba la fuga, se trabajaba en paralelo en la colocación de las vías de la estación. "Con normalidad", dijo.

Para el día 20, añadió, debían estar las infraestructuras básicas, la electrificación y los andenes, pues la estación de Puerta Jerez es "un elemento de paso" donde no se pueden parar viajeros -la promesa es que abra a pleno rendimiento en primavera-. "Repito, hay que preguntar a la concesionaria, porque han surgido cosas nuevas [por el incidente] y, aunque están en el perímetro de la infraestructura, hay que analizarlas", concluyó.

El director técnico de la concesionaria, Jesús Díez, y el jefe de obra, César Ramos, confirmaron que el incidente se produjo por una filtración de agua en una junta de las pantallas que limitan la estación, ya que el nivel freático en la zona es "alto" (entre seis y ocho metros). El agua arrastró muchos sólidos en suspensión, muchos "finos" como se llaman técnicamente, y eso debilitó la capacidad de aguante del suelo, lo que lo hizo ceder a la altura del tercer nivel, a 26 metros de profundidad, donde se excavaba la contrabóveda del último tramo de la estación. Eso hizo que se hundiera el kiosco.

El siniestro, sostienen los expertos, es irrepetible, ya que los riesgos de filtración de esta estación "no se repiten en ninguna otra" y ahora, tras los trabajos de refuerzo, quedará protegida. Una de cal, la tranquilidad, y una de arena, el realismo: "Es un incidente importante y hay preocupación", reconoció Díez. Los protocolos de seguridad, con testigos de aviso, "han funcionado" y han sido "suficientes". Ahora la filtración ya está controlada y se prevé que hoy mismo quede completamente sellada. Los testigos se revisarán con mayor nivel de frecuencia para evitar más sustos.

  • 1