Economía

La incertidumbre sobre la huelga comienza a perjudicar al turismo

Los controladores reclaman ahora negociar ‘cara a cara' con el ministro Blanco

el 05 ago 2010 / 19:47 h.

Cabo daba declaraciones a la prensa ayer antes de entrar en la sede de Senasa.

Sólo el anuncio de huelga ya está teniendo consecuencias. El presidente de la Asociación Española de Compañías Aéreas (AECA), Felipe Navío, aseguró ayer que ya han empezado a producirse cancelaciones de vuelos por la incertidumbre que ha creado en los mercados emisores el anuncio de la convocatoria del paro de los controladores.

Navío lamentó este "daño inducido" en un año en que la crisis lleva a muchos usuarios a realizar reservas de vuelo a última hora, por lo que las cancelaciones adquieren mayor importancia. La temporada turística, dijo, no es lo buena que se esperaba y la esperanza del sector turístico eran las reservas de última hora". A su juicio del presidente, si la huelga no se desconvoca cuanto antes "la incertidumbre irá a más y el daño será cada vez mayor".

En esta línea, advirtió de que "si se lleva a cabo la huelga, estaremos hablando de pérdidas de millones de euros" ya que si no existe una fuerza mayor para la cancelación de vuelos las compañías aéreas se verán obligadas a compensar económicamente a los pasajeros.

Mientras, las reuniones que mantuvieron durante toda la jornada de ayer el sindicato de controladores USCA y representantes de AENA no sirvieron para despejar las dudas sobre la huelga que el colectivo podría llevar a cabo después del día 16. Eso sí, dejaron claro que quieren mantener un cara a cara con el que consideran responsable de sus males.

Así, USCA solicitará hoy una reunión Blanco para que "empuje" la negociación, porque consideran que la tardanza de AENA en responder a sus propuestas es el "principal escollo" para llegar a un acuerdo sobre el convenio colectivo.

En un receso de la reunión que mantuvieron desde ayer al mediodía las dos partes, uno de los portavoces de USCA, César Cabo, se quejó de la tardanza de AENA en responder a sus propuestas. Esta situación va a hacer que las negociaciones continúen hoy, a partir de las 10:00 horas.

Según explicó, el principal obstáculo para llegar a un acuerdo en el convenio del sector es que AENA "va a un ritmo mucho más lento, sin aportar soluciones, que el sindicato". "Cada vez que aportamos un cambio tardan muchísimo en responder y parece mentira que una empresa estatal vaya más despacio en la negociación que un colectivo de 2.000 controladores", se quejó Cabo.

Por ello, y en paralelo a las negociaciones, los controladores "nos vemos obligados" a recurrir al ministro para que desde el Ministerio "se empuje la negociación". Con esta finalidad, hoy a las 10:00 horas representantes de USCA acudirán al Ministerio de Fomento para solicitar una entrevista con su titular.

En cuanto a la negociación de ayer, concluyó con "avances" en seis de los doce puntos reivindicados por los controladores, según AENA. Se acercaron posiciones en temas como la acción social, la situación de los mayores de 57 años, las cargas de tráfico en las posiciones de control, la reducción de las configuraciones operativas de dotaciones de personal por la crisis, el plan de formación de evaluación de la competencia lingüística, la reanudación del II convenio colectivo profesional y otras cuestiones relacionas con la formación.

Por su parte, Cabo explicó que los controladores hicieron una propuesta en materia de jornada, que ahora deberá analizar AENA, para "aliviar el exceso de trabajo" que hay en los centros de trabajo y las torres de control, y para "conciliar" la vida laboral y profesional del colectivo

Consiste en que se entraría "en un turno cíclico, que supone cuatro días de trabajo y dos de descanso, frente a los tres que ahora tenemos en convenio, ahora mismo no lo hay y hace que estemos trabajando 28 días al mes, lo que no permite tener los descansos adecuados", informó Cabo.

  • 1